Selecciona tu región
Opinión

6 acciones para tener vida feliz sin reencarnar

SIETE ALMAS

Por Fidel Reyes López

-

Hola que tengas un extraordinario día. 

¿Cómo estás?, espero que estés muy bien, te deseo lo mejor y que tengas un excelente día como una extraordinaria semana, un abrazo para ti y todos tus seres queridos, ¡éxito siempre! 

Quiero compartirte una reflexión acerca de lo siguiente: “¿Por qué ver por separado esta vida y la siguiente si uno proviene de la anterior? ... Habla del anhelo, de un alma que clama por otra”. 

¿Existe vida después de la muerte? 

Y qué pasaría si pudiéramos renacer y de esa forma transformarnos... ¿Mi SER, a donde iría? 

Creo que es una de las preguntas más profundas que tenemos como seres humanos, aunque parece que ya está resuelta por las culturas del continente de Asia. 

Para el budismo y el hinduismo, existe la reencarnación; en caso específico del budismo hay una serie de reencarnaciones y para ser concreto hay seis que son: 

● ● ● ● ● ● ● 

La condición de dios (Deva). 

Semidioses “La condición de asura”. 

La condición de hombre. Esta es la más difícil de lograr. 

La condición animal. 

La condición de Preta. Son réprobos atormentados por el hambre y la sed. Las energías atormentadas. 

La condición de ser infernal. Sufren en lugares subterráneos, pero también pueden estar confinados en una roca, un árbol o alguna pieza. 

De acuerdo al budismo es como entrar a un edificio y el primer piso es el de los seres humanos, básicamente ahí, se adentra y podemos salir, dependiendo de tus acciones puedes ir al sótano en la reencarnación o bien puedes ir al Pent-house, pero al final puede uno seguir en el edificio y no limitar de sufrir buscando la felicidad. 

En el pent-house de la transformación del alma queda muy satisfecha, pero no puedes salir. 

Pensar en esto, me hace reflexionar en la posibilidad de volver a que esta idea sea real y si quiero tomar en serio podría verlo como una advertencia, para tratar de acumular méritos y salir de ese “edificio”; Por lo cual lo vería como una póliza de seguro, al realizar momentos que sean positivos y evitando los malos tiempos, para que no se convierten en un mal Karma “Karma es igual a causa-efecto”. 

Por ello, se habla de las acciones virtuosas para ser feliz y dejar de sufrir. 

A.-Tener un desarrollo espiritual. 

B.-Tener disciplina moral. 

C.-Hacer prácticas de purificación de las malas acciones acumuladas. 

D.-Leer y practicar las enseñanzas de maestros o seres elevados llamado “DHARMA”. E.-Vivir o participar en una comunidad o comunidad virtuosa llamada “Sanga” F.-Buscar a los que los iluminados hallaron en la “La iluminación”. 

Al tener todas estas reflexiones, me cuestiono si esta es una posibilidad y como pudiera evolucionar, para salir de este edificio y parar de sufrir al poner en práctica estas seis virtudes para después de la muerte. 

1.-Tener un desarrollo espiritual 

No solo se trata de ir a la iglesia, sino poner a prueba mi compasión e intensión a evolucionar al poner en práctica lo que leo, escucho o recibo en un ministerio religioso y llevarlo a los hechos. 

En este momento se genera un buen karma y una buena acción que como una semilla germinará para esta vida o las próximas. Al amar, al querer al prójimo y ver que todos sufrimos al desarrollar compasión por nuestros semejantes. 

2.- Tener disciplina moral. 

Es vivir en congruencia sin perturbaciones mentales como el odio, el resentimiento, la envidia, el chismorrear, etc... Buscando siempre hacer el bien y por un sendero correcto que me dicta mi educación y mis valores personales. 

Algunas veces pienso que es la parte más difícil, sin embargo, si desarrollo hábitos puedo hacer un sistema de buenas acciones y ponerlas en práctica, es como estar sobrio en una mente con ciertas perturbaciones. 

3.-Hacer prácticas de purificación de las malas acciones acumuladas. 

En algunos lugares de Asia, se le llama Karma Yoga:“Karma-yoga significa literalmente 'unión a través de la acción', siendo karma: 'actividad' y yoga: 'unión [con Dios]'. También se traduce como: 'disciplina de la acción'”. 

4.-Leer y practicar las enseñanzas de maestros o seres elevados llamado “DHARMA”. 

Recuerdo ciertas personas que son eruditas, pero carentes de práctica, es decir, a pesar de que puedo leer o devorar libros de leyes la verdad aparece al ejercer la abogacía. Leer e ir a misa o a un servicio religioso no me da más que un conocimiento puro, pero si realmente me lo propongo en la práctica cada enseñanza que los maestros han ofrecido, tal vez tenga una mejor póliza de seguro para dejar un mundo mejor y evitar las encarnaciones venideras. 

Leer mandamientos no es suficiente, se debe de aplicar el conocimiento. Como dijo el maestro y descatado artista marcial Bruce Lee “Conocer no es suficiente se debe de poner en práctica el conocimiento”. Y como decía el escritor y poeta José Martí “El conocimiento tiene el deber de emplearse”. 

Diría mi mamá que hay que realizar algunas cosas aunque no tengas muchas ganas de hacerlo, pero que al final ayudan a otros, como el tratar y dar de corazón les sirva y les ayude a seguir adelante. Tal vez el ayudar a otros aunque no sientas ese deseo, pero que se sabe que se puede más. O bien ser drástico en mi vida, aportar y hacer más felices a las personas como al hacer ver más bonita su vida. 

5.-Vivir o participar en una comunidad o comunidad virtuosa llamada “Sanga”. 

Evitar las relaciones tóxicas y buscar a las personas más afines a nuestros objetivos y frecuencias, en vibraciones, es decir las que nos inspiren hacer mejores, creo tener ese tipo de amistades vitamínicas siempre nos ayudan a evolucionar. 

6.-Buscar a los que los iluminados buscaron “La iluminación”. 

Lo que un maestro buscó y encontró en un camino donde se iluminó para que posteriormente fue el poderlo compartir, él puso a duda muchas teorías y desarrolló su propia experiencia, buscando lo que otros maestros hallaron antes de él para que al final se pueda comprender todo y olvidar todo; es lo que llaman evolución y transformación de nuestro SER. “Una Dicotomía”. 

Al buscar lo que ellos hallaron, puedes encontrar los retos y los conocimientos que ellos experimentaron, todas las dudas y todas las verdades reveladas durante el camino a la iluminación del SER. 

De la conclusión. 

Si existe o no la reencarnación y la vida despues de la muerte, sigue siendo para mí una pregunta complicada y no es sencillo de responder, ya que me quedo con esta póliza de seguro al pensar que si mi energía se convierte cada vez más pura y evolucionada, tal vez pueda llegar a esa iluminación y seguir transformado mi propio SER.

Leer más: La placa de diamante del colectivismo

Por los seis puntos hay que darlo a la práctica, para seguir adelante en mi propia transformación personal y estar a prueba, si esto me da más felicidad, si lo deseo para mí y pensando para ti que me lees esperando que te sirva de algo. 

Un abrazo siempre y espero que logres tus objetivos y metas siempre. 

Síguenos en