Selecciona tu región
Opinión

A Vargas Landeros se le despeja el camino para la toma de protesta en Ahome

El Ingenio

Por El Ingenio

-

Circo, maroma y teatro. De las bravuconadas, del discurso de echado para adelante, de tope donde tope, no quedó nada del excandidato del PRI-PAN-PRD a la alcaldía de Ahome, Marco Antonio Osuna Moreno, quien reapareció con barba. Ayer emuló al excandidato a la gubernatura Mario Zamora Gastélum nada más que aumentado. Y es que hizo público lo que había tejido en lo oscurito: se reunió con el alcalde electo Gerardo Vargas Landeros para darle su apoyo con el argumento de la unidad para que le vaya bien a Ahome. Sin embargo, Osuna Moreno no convenció a muchos porque quedó atrapado entre su conducta de campaña, poselectoral y la de ayer. Por eso, dicen que se atropelló con sus propias palabras. Y es que ubicó la decisión de apoyo a Vargas Landeros a nombre de los del PRI, PAN y PRD, pero después rectificó que lo hizo como ciudadano y que no necesitaba pedirle permiso a esos partidos. Otra más: que va a ser una oposición constructiva cuando se estaba entregando. Ya ni se diga sobre la impugnación que interpuso de los resultados. Si es necesario, dijo, la retiro. Para eso nos gustaba, fue la expresión sarcástica de algunos ahomenses.  

Encantados. Sea como sea, muchos dicen que el balance es favorable para Vargas Landeros porque con la cooptación de Osuna Moreno se le despeja el camino para la toma de protesta como alcalde. Pero el mensaje es más de fondo: no tendrá oposición pese a que Domingo Mingo Vázquez, excandidato del Partido del Trabajo, se resiste a caer en la tentación de la sumisión. Es el único excandidato que no le ha aceptado dialogar porque ya lo hizo el excandidato de Movimiento Ciudadano Miguel Ángel Camacho y la de Fuerza por México Angelina Valenzuela. En broma o en serio, algunos ya hasta quieren cruzar apuestas de que el alcalde electo morenista lo va a encantar, pero otros a que el líder sindical electricista va a ser un real opositor.

Operador. Con un semblante fresco reapareció en público Genaro García Castro, excoordinador de campaña de Vargas Landeros. Lo hizo en el desayuno en conocido restaurante de Osuna Moreno y Vargas Landeros y luego en la conferencia de prensa que dieron en conjunto. De hecho, fue el operador para la suma de Osuna Moreno sin el compromiso de un puesto en la administración, pero hay versiones de que es la reincorporación del excandidato priista al grupo para el proyecto de largo alcance de Vargas Landeros. Algunos más se convencieron de que García Castro va como secretario del Ayuntamiento.

Abuso. Un escándalo en el Valle del Carrizo porque no hay agua, pero bien que el tesorero del Módulo de Riego número 1, Juan Romero, fue sorprendido regando su parcela de 10 hectáreas. Ante la ola de críticas, Romero salió con que es agua sobrante del tanque de agua potable del ejido Guillermo Chávez Talamantes y que se va a un represo. Por donde se vea, ese argumento se desmorona por las “casualidades” del caso. Por ejemplo, da la casualidad que esa parcela se quemó y luego la regó. Y lo del agua desperdiciada del tanque refleja que o no están preparados para conducir y administrar el agua o con toda la intención suministran más volumen para que se derrame y vaya al represo para beneficio del tesorero del módulo de riego. De que los hay, los hay.

Sin mañas. Dicen que ya el alcalde electo de El Fuerte, Gildardo Leyva, delineó el perfil que tendrán sus colaboradores, desde el más chiquito hasta el más grandote: que no tengan mañas. Ni siquiera compadres va a meter a la nómina. Algunos fortenses dicen que esa fue para la alcaldesa Nubia Ramos, a quien le chillaron los oídos. Lo bueno va a ser cuando Leyva entre como alcalde. No les va a pasar una sola cuando empiecen la revisión. ¿Será?

Síguenos en