Opinión

A la Casa Hogar

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL
Avatar del

Por: Redacción

Problemas familiares como la desintegración, consumo de drogas y violencia al interior del hogar, son algunas de las causas que muchos jóvenes y principalmente niños empiecen su vida con una serie de desajustes y los ponen en un camino muy escabroso. En la región del Évora, y específicamente Salvador Alvarado, está marcado por los altos índices de violencia intrafamiliar, exponiendo principalmente la seguridad física y psicológica del menor. Según datos de Seguridad Pública en el estado, el alto índice de violencia ha venido incrementando el número de casos denunciados.

Situación que ha llevado al rompimiento del hogar, y con la desintegración los conflictos en los menores los lleva a delinquir al sentirse en total abandono. En el municipio quien atiende este tipo de acciones es el Sistema DIF Municipal, quien tras una serie de estudios y situaciones que los declara totalmente en riesgo, los canaliza a la Casa Hogar ubicada en la ciudad de Culiacán, en lo que va del año hasta ahora se han integrado cuatro menores del municipio que ya tienen un hogar en esta casa, permitiéndoles un desarrollo más armónico.

Los cuatro menores antes de estar canalizados a estos espacios se llevó un proceso, en donde los pequeños fueron supervisados por una trabajadora social que permita conocer una valoración psicológica, y una vez analizados se determinan otros factores, como el acercamiento con los padres para que con su previo consentimiento otorguen el permiso para el internamiento.

En la primera etapa se establece una estancia en la casa transitoria, y una vez ahí, se determina los albergues que puedan ser los adecuados.

Si bien el número al sólo mencionarlo se escucha poco, pero la realidad es que las consecuencias por las que se tiene que llegar a ser internado no pueden ser las más agradables, y aunque sigan monitoreados por el personal del DIF y también por sus familiares, lo cierto es que no hay nada mejor que crecer en un sano entorno familiar, pero mientras no se erradique la desintegración familiar seguirá habiendo menores en casas hogar.