Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

A la guerra sin fusil

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

El titular de la Auditoría Superior del Estado, Marco Antonio Fox Cruz, evidenció las consecuencias que traerá a la dependencia el recorte presupuestal que sufrió este año.

Sin los 17 millones de pesos que les quitaron, no podrán contar con el personal necesario para llevar a cabo las auditorías en las entidades que hacen uso de los recursos públicos.

Fox Cruz manifestó que será alrededor del 75 por ciento de las empresas y dependencias que se quedarán sin auditar.

Eso quiere decir que entre 20 y 30 entidades que hacen uso de los recursos públicos no serán auditadas este año, por lo que no se podrá corroborar el buen uso y aplicación de los mismos.

En el pasado dichas auditorías eran realizadas a través de despachos externos, pero a fin de obtener resultados más confiables, se tomó la decisión de hacerlo de manera directa, sin intermediarios, por lo que se contrató más personal para poder hacer el trabajo.

La muestra de que dicha decisión dio resultados, es que durante el 2013 se encontraron en seis auditorías irregularidades en el manejo de recursos por el orden de los 553 millones de pesos.

El titular de la Auditoría Superior del Estado va a enviar un documento al Congreso del Estado, en el cual pedirá que para el año próximo se les incremente el presupuesto para poder seguir revisando de manera directa las finanzas de todas las empresas y dependencias que reciben recursos federales y estatales.

La actual administración ha hecho mucho énfasis en la transparencia y en la rendición de cuentas, por lo que resulta contradictorio el hecho de que los legisladores hayan reducido el presupuesto en un área que es de vital importancia para garantizar la correcta aplicación de los recursos.