Opinión

A pesar de ella

SAPIENZA

Por: Emmanuel

La homosexualidad ha existido por siempre, pero es en las últimas décadas que el ala radical de este movimiento se ha propuesto hacer avances de diversas formas a fin de posicionarse mejor y lograr un cambio en la sociedad y la aceptación del proceder de los homosexuales. Uno de los propósitos es sensibilizar a la población, es decir, que la homosexualidad se exponga tanto como sea posible para que la gente deje de escandalizarse y no la considere algo malo. En el medio del espectáculo, los homosexuales se han infiltrado como caballo de Troya (Disney es un gran ejemplo de ello), a base de películas, documentales, novelas y toda una serie de programas han influido en la opinión de la gente. El aparecer en los medios como víctimas, es otro de los métodos que usan, porque si la sociedad los percibe como oprimidos, tenderá a defenderlos aunque no esté de acuerdo con su comportamiento. De esta manera, se logra que la gente desprecie a aquellos que los discriminan. Además, tratan de acallar las voces que no comulgan con ellos y que se oponen al proceder e intenciones de los homosexuales. Es decir, los homosexuales buscan libertad, sin querer dar libertad de expresión.

Estas y otras estrategias se han utilizado en diferentes partes del mundo, pero mucho de su esfuerzo se ha centrado en Estados Unidos, porque siendo esta una nación modelo en muchos aspectos, lo que se logre ahí, tendrá una repercusión mundial más rápida. En este afán por que su movimiento crezca, no han dejado de lado el pedir dinero para que el apoyo de los mismos homosexuales vaya más allá de las palabras y se refleje en los hechos, pues tienen el poder económico para apoyar, porque en países avanzados, los homosexuales tienen más dinero disponible, no sólo porque ganan más (no hay discriminación económica), sino porque no tienen hijos qué mantener. Además, conscientes que la gente sobresaliente puede influir en el resto de la población, se han dedicado a exaltar a aquellos personajes prominentes de la historia que profesaron su homosexualidad. Algunos efectivamente lo eran; a otros, ya muertos al fin, les han achacado falsamente el haberlo sido. No podemos negarlo, el talento encumbró a unos de ellos; pero fueron prominentes no debido a su homosexualidad, como algunos proclaman, sino a pesar de ella.