Opinión

¿A quién le creemos?

Por: ROMPEOLAS .

¿A quién le creemos?. Mientras que los pobladores de las zonas altas de Concordia se quejan de que persiste la inseguridad, el alcalde Jesús Trinidad Osuna y el secretario de Turismo, Marco Antonio García Castro, aseguran que hay tranquilidad, que los tres niveles de gobierno se han coordinado y con estrategias se ha frendo la ola delictiva. Hasta presumen que recorren los pueblos y todo el municipio de manera tranquila e incluso que los cruceristas visitan Copala, la cabecera municipal y los alrededores. Pero una versión muy diferentes dan decenas de familias que deambulan entre Villa Unión y Mazatlán buscando terrenos dónde establecer sus hogares, pues no ven condiciones de seguridad para regresar a la sierra de Concordia. ¿A quién creerle?

Ostracismo oficial. Las acciones que se realizan en la Jumapam son poco transparentadas por la gerencia que se niega a abundar en los temas de la junta. El titular Adalberto Becerra nunca ha atendido a medios de comunicación desde que tomó el cargo y las actividades se dan a conocer por consejeros u otros funcionarios con lo que la opacidad prevalece en la paramunicipal porque no da “entrevistas banqueteras”, como lo ha mencionado, ni en su despacho, con lo que poco se conoce las obras, avances, recursos y distribuciones.

Funcionarios salpicados. Las críticas sobre la calidad de las obras que se llevan a cabo en Mazatlán apuntan directamente a la Secretaría de Obras Públicas del Estado que encabeza Osbaldo López Angulo. Pero el caso bien podría involucrar también a los regidores. Y es que la Comisión de Obras Públicas que coordina Mariano Ortega tiene la responsabilidad de vigilar la propuesta y ejecución de los proyectos que se llevan a cabo en el municipio, sobre todo lo que respecta a infraestructura urbana. Sin embargo, no se sabe que los ediles están ejerciendo esa tarea con inspecciones en sitio, como ya lo hicieron en la administración pasada los regidores, cuando se intentó evitar que las obras públicas estatales heredaran problemas al municipio con una mala planeación y errores en su ejecución. Urge que lo mismo se haga ahora que Mazatlán está siendo regenerado en las vías principales. 

Ausencia de representantes. A propósito de la labor de los regidores mazatlecos, quienes se está ganando las críticas son los integrantes de la comisión de Turismo, principalmente su coordinador, Guillermo López. Al edil poco se le ha visto en los eventos que involucran la actividad turística. Ejemplo de ello fue la visita que realizó el alcalde Joel Bouciéguez y los representantes de la Secretaría de Turismo federal para evaluar aEl Quelite como posible pueblo mágico. Si los integrantes de la comisión no van a eventos como esos ¿entonces a cuáles? 

Espera que exaspera. En el PAN del sur de Sinaloa prevalece una tensa, muy tensa calma ante el retraso de la definición de candidaturas en las que se mantiene el Comité Ejecutivo Nacional. Los días pasan sin que se conozca la fecha exacta en la que se determinarán de manera oficial los nombres de quienes abanderará al partido en las próximas elecciones. Aun así, hay algunos que se sienten muy seguros de que aparecerán en la boletas electorales y ya recorren algunas colonias solicitando los nombres y domicilios para integrarlos a las listas de simpatizantes . Las acciones comprometen a nombres de suspirantes que podrían terminar muy afectados por ello.

En esta nota:
  • Rompeolas
  • PAN
  • Jumapam