Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

A seguir esperando

La presa Santa María por muchas décadas se ha mencionado como un proyecto que va a detonar el desarrollo del llamado ‘sur-sur’ del estado. Esa región que históricamente ha sido relegada de la atención de los distintos gobiernos.  En la administración anterior de Mario López Valdez, finalmente se dio la noticia de que la obra se concretaría. Y así fue, porque muy pronto empezaron los trabajos. Estos sin embargo, fueron frenados, primero por problemas de la constructora y después por bloqueos. El principal motivo fue que los comuneros, dueños de los terrenos que ocupará esta obra hidráulica, simplemente no han recibido el pago por sus tierras, el único patrimonio que tiene la mayoría de ellos. Tal vez, aprendieron de los errores de sus pares de la presa Picachos. Lo cierto es que los 150 millones que se le van a designar a la presa en 2018 solo serán suficientes para que los trabajos sigan, pero serán menores. Ayer, los comuneros fueron atendidos por el gobernador. Regresaron con una promesa bajo el brazo, de darles pagos pendientes. El primero debe ser en diciembre, de 3.5 millones de pesos y el resto en enero. La urgencia del gobierno es continuar la obra.