Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

A un año de la derrota

GUASAVE

Pasado el trago amargo, como dicen los priistas a un año de la histórica y dolorosa derrota que les propinó Armando Leyson Castro en la contienda por la alcaldía, la política en Guasave sin duda tendrá próximamente dos escenarios inigualables para medir fuerzas entre un partido que se niega a ser oposición y quiere recuperar lo perdido, y una coalición PAN-PRD y PT que deberá mostrar de qué están hechos para confirmar que no dependen exclusivamente del hoy alcalde.

Un día como hoy, pero del año pasado, la política en Guasave dio un vuelco, pues los priistas por vez primera perdían la presidencia que habían mantenido siempre; fue una elección que siendo realistas se anticipaba sorprendente, pues se sabía que Leyson Castro era de las simpatías del goberndador Malova, y estas relaciones siempre influyen, situación contraria para Rosendo Camacho a quien desde la alcaldía no les alcanzó llevarlo a palacio.

Los directivos del PRI aseguran que esa lección se aprendió, que el trago amargo de esa derrota propinada por un personaje surgido desde las filas del tricolor es prueba superada, y que el próximo año mantendrán la diputación federal y que en el 2016 recuperarán la alcaldía y sabrán conservar las dos diputaciones locales. Incluso consideran que el escenario político planteado para esas dos contiendas que se avecinan no será tan complicado, pues afirman que la alianza que llevó a Leyson Castro al poder no tiene una figura fuerte para la competencia, a menos que el presidente municipal deje la silla para aparecer de nuevo en las boletas electorales.

Rosendo Camacho, por su parte, no lo dice abiertamente, pero tampoco se descarta para nuevamente subirse al escenario político electoral, por lo que nadie debe darlo por muerto incluso para la contienda por la diputación federal, y menos ahora que desde una delegación federal como es la Sedatu recorre de arriba abajo no sólo el estado sino también el municipio llevando apoyos para familias desprotegidas, personas que viven con pobreza de vivienda, casualmente la tercera necesidad más sentida de la población.