Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

AMLO-Duarte: ¡se los dije!

ITINERARIO POLÍTICO

Por: Ricardo Alemán

Ante la sorpresa de propios y extraños, en las primeras horas del nuevo gobierno de Veracruz, que comanda el morenista Cuitláhuac García, quedaron en libertad media docena de excolaboradores de Javier Duarte, quien sigue preso por desvío de recursos públicos.

¿Por qué la pronta liberación de los cercanos a Javier Duarte?

La respuesta es elemental: porque esos exfuncionarios públicos habrían operado la transferencia de recursos públicos al partido Morena y, además,  porque esos apoyos llevaron al poder a Cuitláhuac García y aportaron millones de votos a favor de Andrés Manuel López Obrador.

La historia de la alianza entre Javier Duarte y Andrés Manuel López Obrador la documentamos aquí desde el 2 de febrero de 2016 y consistía en que el saliente gobernador del PRI, Javier Duarte, se comprometió a financiar al partido Morena, hasta llevarlo a la segunda posición como partido más votado en Veracruz.

Según Duarte, con esa alianza el gobierno estatal quedaría en manos del PRI, en tanto que Morena desplazaría al PAN. El esquema falló, ya que el gobierno quedó en manos del expriísta y luego panista Miguel Ángel Yunes, mientras que Morena se convirtió en la primera fuerza y el PRI se derrumbó.

El 11 de enero de 2017 volvimos al tema, una vez que se confirmó otra pieza de la alianza AMLO-Duarte. Así lo dijimos: “De manera impensable el partido Morena, en Veracruz, dispuso de todo el dinero necesario para apoyar a su candidato Cuitláhuac García, quien por poco derrota al PRI…

Curiosamente, cuando empezó la persecución contra Javier Duarte, el primero en defenderlo fue Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que se trataba de un chivo expiatorio”.

Más adelante, el 23 de agosto pasado, titulamos el Itinerario Político de la siguiente manera: “¡El perdón a Duarte!” Dijimos que había empezado el perdón y el pago a los aliados y financistas de la campaña presidencial de Morena —como Napoleón Gómez Urrutia y Elba Esther Gordillo—, y que por ello a nadie debiera sorprender que en cualquier momento fueran perdonados Javier Duarte y sus colaboradores.

¿Y qué creen? Que se hizo el milagro de la cuarta transformación. ¿Es un milagro?

Sí, resulta milagroso que una de las primeras decisiones del gobierno morenista de Cuitláhuac García fuese la liberación de los colaboradores de Javier Duarte; entre ellos Arturo Bermúdez Zurita, exsecretario de Seguridad Pública; Mauricio Audirac Murillo, exsecretario de Finanzas y Francisco Valencia García, exdirector de la Comisión de Agua; todos presos por el gobierno de Yunes.

Pero la historia no ha terminado. En cualquier momento podríamos ver la liberación de Javier Duarte y el fin de la persecución contra su esposa.

Qué dirán, ante la anterior hipótesis, los medos que cebaron su fobia antipriísta contra Duarte, una vez que sea perdonado por el nuevo gobierno?

Y luego se abrirá un nuevo capitulo; la persecución de Miguel Ángel Yunes quien, como saben, confrontó a López Obrador, el nuevo presidente que no olvidas.

Al tiempo.