Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

AMLO pide a diputados locales no condicionar votos y no caer en “moches”

“’El Químico’ amenazó ahora el ir contra los que  se roban la energía eléctrica del alumbrado público. Ojalá y no ordene un ‘apagón’.”

Por: Fernando Zepeda

Más claro...ni el agua. El presidente Andrés Manuel López Obrador abordó el caso del presupuesto de Sinaloa. Fue el compañero periodista Francisco Sarabia quien planteó la pregunta en la conferencia mañanera en la Ciudad de México. López Obrador negó haber girado alguna instrucción, respetuoso del poder que representan los diputados del Congreso de Sinaloa. Pero sí fue claro y preciso cuando dijo que con todo respeto, los diputados no deben condicionar su voto. Y por ningún motivo caer en la práctica de los anteriores, que fue el pedir “moches”. El presupuesto es del pueblo y no deben hacerse “bolsas” para tal o cual situación. López Obrador reveló que platicó telefónicamente con el gobernador Quirino Ordaz Coppel. Sostuvo que mantiene una buena relación con él y con todos los gobernadores del país. Hasta aquí está más que claro lo que busca el presidente. Ahora habrá que ver lo que interpreten los diputados de Morena, y particularmente la líder del Congreso, Graciela Domínguez. Por cierto, ella misma adelantó la posibilidad de que se llegue a un acuerdo en la revisión que se realiza de las observaciones que se presentaron de parte del gobernador al presupuesto. Y ayer por la noche se convocó a una conferencia para hoy. La invitación fue conjunta entre Gobierno del Estado y Congreso para dar a conocer el resultado de la mesa de análisis. Los diputados de Morena están contrarreloj. Tienen que capacitarse, asesorarse y tomar decisiones que convengan al estado y no a los intereses particulares y de grupos.
Ahora contra los que roban la luz. El alcalde Luis Guillermo Benítez ya encontró otro tema para pelear. Ahora será contra quienes se roban la energía eléctrica. Los que tienen “diablitos” colgados del alumbrado público. Mientras no le dé por “cortar la luz” a la población en tanto ubica a quiénes se estén robando la energía eléctrica, todo estará bien. “El Químico” va contra los vendedores en la vía pública que ponen cables y toman energía eléctrica del alumbrado público. Adelantó que tendrán que pagar sus consumos. La medida, más que correctiva, huele  a recaudatoria. Quiere dinero. Y arremeterá, si cumple su amenaza, contra los que menos tienen y viven de la venta de alimentos. “Primero los pobres...”.
Las consecuencias. La comparecencia del secretario de Finanzas, Carlos Ortega, en el Congreso del Estado no fue nada tranquila. Gritos y descalificaciones abundaron. Algunos diputados le echaban más leña al encono exigiendo explicaciones por no responder a la demanda de maestros jubilados. Los de Salud también. Los diputados, sobre todo los de Morena, no han entendido que no es “golpeando” y azuzando a los grupos como se logran alcanzar los apoyos. Es mediante el dialogo, la razón, y sobre todo, el respeto a la ley. Y no han entendido para qué están ahí, que hasta por sus errores se han llevado entre los pies a los alcaldes. Alrededor de 500 millones de pesos dejarán de recibir los municipios porque los diputados se negaron a aumentar los valores catastrales. ¡Vaya!, ni siquiera aplicaron el índice de inflación. No saben, y lo explicó con palitos y bolitas el secretario de Finanzas, que al bajar la recaudación en los ayuntamientos, se reduce el acceso a los apoyos federales. Es decir, que en la práctica no solo dejarán de recibir esos alrededor de 500 millones de pesos, sino que por lo menos sería el doble.