Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¡AMLO ya purificó a Duarte!

Como aquí lo adelantamos, arrancó el circo mediático en torno a Javier Duarte, el pillo exgobernador de Veracruz, convertido en el nuevo “villano favorito”.

Y es que con la extradición de Duarte a México, también inició la campaña “engañabobos” para hacer creer a despistados la supuesta perversidad de que el gobierno federal estaría interesado en solapar a Javier Duarte.

Sin embargo, lo que olvida la interesada “legión de idiotas” –que apuesta a la amnesia ciudadana–, es que en los hechos, Duarte ya fue perdonado y hasta exonerado por esa poderosa maquinaria purificadora llamada Morena.

Y es que si lo olvidaron, fue el propio López Obrador quien se encargó de “limpiar los pecados de Duarte”, cuando el 12 de abril –en asamblea llevada a cabo en Veracruz–, dijo que detrás de las acusaciones contra Javier Duarte estaba la mano del expresidente Salinas.

Es decir, AMLO sostuvo que la mafia del poder perseguía a Duarte, a través de Miguel Ángel Yunes y que el expresidente Salinas trató de apoderarse de Veracruz. Por eso se habría orquestado la persecución de Duarte quien, según AMLO, es un chivo expiatorio.

“Mi instinto me dice que Salinas se quiere apoderar de todo Veracruz, a través de Yunes Linares”, dijo Obrador.
¿Y por qué AMLO apresuró la defensa de su amigo y aliado Javier Duarte?

Nadie debe olvidar que en una jugada electoral perversa, Duarte pactó una alianza político con Javier Duarte, meses antes de la renovación del gobierno de Veracruz.

Sobre el tema, en el Itinerario Político del 2 de febrero del 2016 revelamos que Duarte y Obrador habían pactado una alianza electoral consistente en el financiamiento del candidato de Morena al gobierno de Veracruz, por parte del gobierno de Duarte, a fin de restar votos al PAN y el PRD.

Durante meses –antes, durante y después de la campaña para renovar el gobierno de Veracruz–, AMLO guardó silencio sobre las trapacerías de Duarte –a pesar de los graves escándalos–, lo que confirmó un pacto que el propio Duarte le había confiado al Itinerario Político aquel 2 de febrero del 2016, cuando nos llovieron mentadas de madre por sacar a la luz la perversidad electoral de AMLO y Duarte.

Volvimos al tema en el Itinerario Político del 19 de abril del 2016, cuando insistimos en “el sospechoso silencio” de buena parte de la izquierda, de toda la claque de Morena y, sobre todo, de la legión de idiotas y de la comentocracia que claramente aparece como interesada en el descrédito del gobierno federal.

Eran tiempos de un descomunal escándalo por la denuncia de distintas fuentes políticas sobre presuntas irregularidades cometidas por el gobierno de Duarte, mientras que AMLO y sus leales preferían guardar un silencio cómplice sobre uno de los gobiernos más cuestionados.

Todos hablaban sobre Duarte y la respuesta de AMLO –igual que hoy–, era un sonoro silencio. “¡Shhhhhhhhh…!” decían en voz baja los señores de Morena. Nadie en Morena decía nada sobre Duarte y sus pillerías.

Y es que igual que los morenistas y que la legión de idiotas guardaron silencio en 2016 sobre la alianza AMLO-Duarte –e igual que guardaron silencio con el escandaloso crimen político y el saqueo de la línea 12 del metro–, hoy Morena y la legión callan sobre la urgencia de investigar el dinero público desviado para la alianza electoral de AMLO y Javier Duarte; pacto que también robó patrimonio público de Veracruz.

Pero como hoy lo electoral y políticamente correcto es madrear al gobierno federal saliente –y como el mejor negocio político es pagar a la legión de idiotas para conseguir el desprestigio de las instituciones–, hoy los bots a sueldo de las agendas electorales interesadas prefieren el silencio sobre ese otro saqueo a Veracruz; saqueo orquestado por Duarte y AMLO.

Aquel 19 de abril del 2016 dijimos que la mejor muestra de la doble moral de Morena, sus dueños y gerentes era “que si los lopistas se han cebado en escándalo como los de “Los Porkys” y los crímenes de periodistas –para colgar del palo más alto al de suyo desprestigiado Duarte–,  hoy nada dicen de la alianza perversa de AMLO y Duarte”.

¿Por qué los morenistas, sus comentaristas adictos y la legión de idiotas nada dicen de esa alianza? ¿Por qué cuando Duarte fue presentado ante la justicia, hacen correr la versión perversa de que el gobierno federal podría dejar en libertad a Duarte?

¡Bingo…!

Porque son tiempos electorales y porque el deporte de temporada es madrear al gobierno saliente y debilitar las instituciones. Y para eso pagan millones en estimular a la legión de idiotas; a los bots a sueldo.

Al tiempo.