Opinión

Acuerdos secretos

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Las imágenes presentadas en la televisión de Estados Unidos fueron contundentes. El propio presidente Donald Trump aparece en primer cuadro, sacó de su chaqueta una hoja de papel doblada y la mostró a los periodistas diciendo: “El acuerdo secreto con México entra en vigor cuando yo quiera. Incluye elementos que aún no se han anunciado”. Más claro, imposible.

El pasado 8 de junio el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a un mitin en la ciudad de Tijuana, donde desfilaron ante el micrófono múltiples oradores. El primero en hablar fue el secretario de Relaciones Exteriores, y jefe del grupo negociador, para exponer los acuerdos alcanzados en las negociaciones realizadas en Washington.

Marcelo Ebrard se limitó a decir que se había evitado la imposición de aranceles a las exportaciones mexicanas hacia Estados Unidos. Y en este sentido, su misión estaba cumplida. A final de la ronda de oradores habló el presidente de México y felicitó al equipo negociador por su proeza. 

Parecía que ahí terminaba todo. Desaparecía un problema y los argumentos nacionales se habían vestido de gloria. Sin embargo, poco a poco desde fuentes informativas de Estados Unidos, no de México, se empezó a dar a conocer algunos detalles sobre los acuerdos tomados. 

Por ejemplo, se dijo que México destinaría 6 mil elementos de la recién creada Guardia Nacional para resguardar la frontera sur del país. Ante esta noticia, las autoridades mexicanas tuvieron que utilizar diversos matices retóricos para admitir que algo había de verdad en esta información.

Tendrá que esperar el combate a la inseguridad pública que afecta a todo el país.

También en Estados Unidos se informó que México les compraría una enorme cantidad de productos agrícolas. El Gobierno federal negó esta información, pero pronto fue reiterada por fuentes del vecino país. Alguien está mintiendo. Pero vale preguntar: ¿por qué el secretario de Agricultura de México participó en una negociación binacional donde los temas fueron migración y aranceles?

Para despejar dudas, Trump informa a los medios de comunicación sobre la existencia de acuerdos secretos. No fue ningún vocero, ni algún funcionario menor. Es el propio presidente de Estados Unidos quien hizo esta declaración. Además, afirmó que si el Gobierno mexicano no cumple con lo acordado, volverá la amenaza de imponer aranceles.

Todo ello significa que el problema entre México y Estados Unidos no está resuelto. Tampoco hay héroes salvadores de la patria, como se nos quiere hacer creer. El Gobierno mexicano está emplazado a dar a conocer los detalles y el alcance de los acuerdos públicos y privados que se firmaron con Estados Unidos.

No hacerlo implica perder la confianza y la credibilidad social que ahora tiene el presidente López Obrador. Además, ¿dónde quedó la transparencia?, ¿dónde quedó el compromiso de hablar a la gente siempre con la verdad?, ¿qué tan grave es lo que se oculta?