Selecciona tu región
Opinión

Conversatorio EL DEBATE 2021

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por Aarón Sánchez

-

Periódicos EL DEBATE llevó a cabo un conversatorio sobre ideas y propuestas de los candidatos a la gubernatura de Sinaloa. Este fue un ejercicio claramente democrático y posibilitó que la ciudadanía pudiera tener una idea más sólida sobre las propuestas y los compromisos. Participaron Mario Zamora; de Va por Sinaloa, Rubén Rocha; de Morena-PAS, Sergio Torres; de MC, y Rosa Elena Millán; de FxM.

Este es un ejercicio enriquecedor. Transcurrida más de la mitad de la campaña, una buena parte de la población continúa apática respecto a candidatos, partidos y propuestas de Gobierno. Ello significa que el proceso electoral no ha llamado suficientemente la atención de los votantes. La sociedad está ausente de la política.

Por eso fue interesante escuchar a los candidatos. Rosa Elena Millán se vio sólida en el tratamiento de los temas. Sin embargo, fue evidente su actitud de no entrar en controversia con nadie. No quiere discutir. Además, le falta partido. Sergio Torres es muy buen candidato, pero insiste en una estrategia equivocada. Pese a provocaciones, Zamora y Rocha nunca lo tomaron en cuenta.

Leer más: ¿Qué hacer con un loco en Palacio? 

Rubén Rocha tiene la mente fuera de Sinaloa. Así se deduce de sus intervenciones. Hizo demasiadas referencias a lo que hace el Gobierno federal y a su desempeño en el Senado de la República. Poco aportó a la problemática de los sectores sociales y productivos de la entidad. No le ayuda su insistencia en que va a incorporar Sinaloa a la 4T. Eso es un evidente antivoto.

Mario Zamora se vio entusiasta y propositivo. Dirigió su mensaje a los sectores productivos para alentar una pronta recuperación de la economía regional y del empleo. Para lograrlo, propone generalizar el otorgamiento de crédito a pequeñas empresas. Presentó una serie de medidas de aplicación local y con impacto en la recuperación económica.

En realidad, las opciones que tienen los electores se limitan a solo dos: votar por un proyecto totalmente dependiente del Gobierno federal, o votar por un proyecto auténticamente regional donde se puedan aprovechar las potencialidades sociales y productivas que tiene Sinaloa. En torno a estas dos opciones, la votación estará polarizada.

Leer más: El carajo y una respuesta al presidente

De curso que han tomado las campañas hasta ahora, es previsible que habrá bastante abstencionismo. Los votantes están al margen del proceso electoral, no se les toma en cuenta, pero si los candidatos hablan en nombre de la gente. Todos dicen interpretar la voluntad de la gente, pero no presentan soluciones reales y concretas para superar sus problemas.

En la parte final de la campaña las posiciones se polarizarán aún más. Los candidatos tienen que hacer una serie de compromisos novedosos, tienen que ir mucho más allá a lo que han planteado. Ahora tendrán que venir las propuestas de fondo. Es necesario que los candidatos empiecen ya a romper los compromisos que los mantienen atado. Sinaloa merece un líder, no un subordinado más.

Síguenos en

Últimas noticias