Opinión

¿Cuántos diputados locales debe tener Sinaloa?

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Sinaloa tendrá menos diputados locales. En lugar de los 40 que se tienen actualmente, a partir del año 2021 habría solo 30 diputados en el Congreso del Estado. A principios de 2017, a propuesta del gobernador Quirino Ordaz, se realizó una reforma constitucional para reducir el número de legisladores. En ese entonces 35 diputados dieron su voto a favor de esta iniciativa.

Los argumentos fueron bastante evidentes. La propuesta era para hacer más eficiente el trabajo del Poder Legislativo, reducir su costo, mejorar la eficacia en su operación y garantizar mayor transparencia en el trabajo legislativo. Se afirmó que tener 40 diputados locales era demasiado, y que la sociedad consideraba muy cuestionable el desempeño del Congreso.

Sin embargo, pese a que aún no entra en vigor esa reforma constitucional, en la actual legislatura ya se analiza la forma de darle marcha atrás. La intención es que el Congreso continúe operando con los 40 diputados que ahora tiene. Los argumentos que hoy se exponen son de otra naturaleza: a los partidos políticos no les conviene, porque tendrían menos espacios políticos a repartir.

Ante el intento de echar abajo la reforma que ordena tener un Congreso con 30 diputados, surge de manera natural esta pregunta: ¿Cuántos diputados locales debe tener Sinaloa? ¿40 o 30 diputados son muchos o son pocos? La realidad muestra que en la entidad hay un exceso de diputados, que no se justifica. Ni por su calidad, ni por su desempeño legislativo.

A nivel nacional actualmente existen 1,125 diputados locales, distribuidos en 32 congresos. El promedio por entidad es de 35 diputados. En nuestro país cada diputado, en promedio, representa a 107 mil mexicanos. Pero en Sinaloa tenemos otros datos: hay 40 diputados locales, y cada uno representa en promedio a 75 mil sinaloenses.

Existen 23 estados del país cuyo Congreso local está integrado por menos de 40 diputados. Por ejemplo, Baja California, Sonora, Chihuahua, Durango, Jalisco, Tamaulipas y Yucatán, operan con menos diputados a los que hoy tiene Sinaloa. Y cada uno de ellos representa a un mayor número de habitantes de su respectiva entidad. 

Entonces, la propuesta que en 2017 hizo el gobernador Quirino Ordaz para reducir el Congreso a 30 diputados tiene mucho sentido. Si consideramos que Sinaloa tiene 3 millones de habitantes, y que el promedio nacional de representación por diputado local es de 107 mil personas, entonces el número de legisladores que debería tener Sinaloa es de 28, y no los 40 que hoy se tienen. Hay un exceso de diputados.

Quizá esa sea la causa de que, legislatura tras legislatura, el Congreso de Sinaloa tenga bajo desempeño y poca productividad. Por eso, desde la ciudadanía, habría que rechazar de manera enérgica la pretensión de anular una reforma constitucional ya aprobada, la cual mandata que en lo sucesivo el Congreso de Sinaloa debe tener 30 diputados.