Opinión

Defender la coalición

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

En el caso particular de Sinaloa, la preferencia electoral favorece a Morena. Pero debido a sus conflictos internos, su tendencia es a la baja.(Especial)

En el caso particular de Sinaloa, la preferencia electoral favorece a Morena. Pero debido a sus conflictos internos, su tendencia es a la baja. | Especial

Morena no está tan fuerte como parece. Solo se perfila como ganador en cinco de las 15 gubernaturas en disputa. Estas son: Guerrero, Baja California, Michoacán, Nayarit y Tlaxcala. Pero aún en estas entidades enfrenta riesgos, como en Guerrero, donde pueden hacer inelegible a su candidato, o Michoacán, donde los adversarios de su designado son sus propios compañeros de partido.

En otras entidades, Morena tiene aparente mayoría, pero la nominación de candidatos débiles disminuyó sus posibilidades reales de triunfo. Estos son los casos de Zacatecas, Baja California Sur y Colima. Ahí, los opositores a Morena presentaron candidatos realmente competitivos, y es altamente probable que ganen la elección. Además, de antemano Morena ya tiene perdido Querétaro.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

También existe un grupo de seis estados donde la batalla electoral será fuertemente competitiva. Ahí todavía no hay nada para nadie. Se trata de San Luis Potosí, Campeche, Chihuahua, Nuevo León, Sonora y Sinaloa. En estas entidades el triunfo o la derrota dependerá principalmente de la capacidad que tengan los partidos opositores para construir alianzas.

En el caso particular de Sinaloa, la preferencia electoral favorece a Morena. Pero debido a sus conflictos internos, su tendencia es a la baja. Por otra parte, los partidos PRI, PAN y PRD lograron constituir una coalición electoral, y ello equilibra las posibilidades de triunfo para unos y otros. En este momento todavía no se percibe un claro ganador. Esto se decidirá hasta en la campaña electoral. 

Leer más: Morenistas anuncian que irán por alcaldía de Culiacán

Construir la coalición ha sido un gran acierto por parte de quienes se oponen a que Morena gobierne Sinaloa.  Sin embargo, súbitamente surgen diversos intentos para destruir dicha coalición. Lo más lamentable es que algunos de ellos provienen desde grupos al interior del PRI, del PAN y del PRD. Se presiona y exige a los dirigentes que den marcha atrás.

Si fracasa la coalición, y los partidos deciden ir solos, habría un verdadero suicidio político. De manera aislada, ningún partido puede ganar a Morena. Destruir la coalición equivale a entregar el Gobierno de Sinaloa, con todas las consecuencias que ello traería. Ahora más que nunca, los partidos se necesitan unos a otros. Construir mayoría es un imperativo.

Leer más: Sergio Torres: Hay tiro entre Quirino Ordaz y Mario Zamora por candidaturas del PRI

En estos momentos no hay argumento que valga para oponerse a la coalición electoral. Los dirigentes del PRI, PAN y PRD, y sus respectivos militantes, deben admitir que hoy es especialmente importante ganar la elección. Existen motivos de índole superior, que exigen y obligan a que los partidos se unifiquen electoralmente.

Este 2021 simboliza la defensa de muchos valores. Hoy se elegirá el tipo de Gobierno para los próximos años. Acudiremos a las urnas para elegir entre democracia o autoritarismo, entre libertad u opresión, entre orden o caos, entre Estado de derecho o anarquía, entre ir al futuro o al pasado. Esta es la importancia que hoy tiene la coalición. Habrá que defenderla.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo