Selecciona tu región
Opinión

En Culiacán no habrá reelección

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por Aarón Sánchez

-

Uno de cada tres electores de Sinaloa habita en el municipio de Culiacán. Para cualquier partido, ganar en Culiacán significa la posibilidad de ganar la gubernatura. Tal vez por ello, en este espacio geográfico la confrontación política adquiere especial intensidad. La discrepancia entre candidatos es enorme, la disputa es a fondo, y la contienda es a vencer o morir.

En este proceso electoral existen 8 candidatos a la presidencia municipal. Pero es claro que únicamente dos tienen posibilidad de triunfo. Jesús Estrada Ferreiro está en busca de su reelección, y Faustino Hernández pretende desplazarlo del cargo. Ambos pusieron en marcha estrategias muy diferenciadas durante la campaña electoral.

Estrada Ferreiro apostó todo a la marca Morena. Tiene claro que sin ella difícilmente podrá reelegirse. Los sondeos de opinión señalan que Morena tiene niveles de aceptación de entre 38 y 40 por ciento en Culiacán. Su candidato a la gubernatura se sitúa entre 30 y 34 por ciento. Pero el candidato a la presidencia municipal por este partido apenas logra llegar al 15 por ciento.

Leer más: ¡AMLO: 25 ejemplos de incongruencia!

Ello explica por qué, Estrada Ferreiro prácticamente no hizo campaña electoral. En forma deliberada suspendió eventos y actividades proselitistas, para solo esperar la fecha de la elección. Sus asesores consideraron que levantar la candidatura era un esfuerzo inútil. El candidato tiene demasiados negativos y múltiples agravios hacia diversos sectores de la población. Tiene enorme rechazo social.

De ahí que su estrategia electoral se limitó a esperar la llegada de otro tsunami electoral que coloque nuevamente a Estrada Ferreiro en la alcaldía de Culiacán. Por eso no se consideró necesario realizar trabajo electoral en las colonias populares ni en las comunidades rurales. En automático, la magia de la marca Morena traería el triunfo.

Esta es una apuesta muy aventurada pues existe un nuevo hartazgo electoral, ahora en contra de Morena. El Gobierno de este partido tiene resultados muy pobres, y hay demasiados grupos sociales irritados por el incumplimiento de promesas, por la ineptitud como Gobierno, y por el trato autoritario y ofensivo hacia la población. Por eso, difícilmente Estrada Ferreiro ganaría esta elección.

Leer más: A ver, que se lo diga a Kamala

En cambio, el candidato Faustino Hernández realizó una campaña electoral intensa y propositiva. Recorrió gran número de colonias populares y sindicaturas para decirles que las rescatará del abandono en que ahora se encuentran. Cara a cara con la gente, se comprometió a mejorar sustancialmente la seguridad y los servicios públicos. También multiplicar la pavimentación.

Faustino hoy tiene todo para ganar la elección. Su trabajo suma votos para sí mismo, para su candidato a gobernador, y también para los candidatos a las diputaciones locales y federal. Sin duda alguna, Faustino Hernández será presidente municipal de Culiacán. Sabe ganarse a la gente, tiene capacidad de diálogo y asume compromisos de Gobierno.

Síguenos en