Opinión

Alianza de Gobierno

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Partidos políticos en Sinaloa analizan realizar un alianza para elecciones del 2021(Foto: El Debate)

Partidos políticos en Sinaloa analizan realizar un alianza para elecciones del 2021 | Foto: El Debate

Ir todos juntos contra Morena es la única opción para el resto de los partidos políticos. Las encuestas electorales hasta hoy publicadas revelan una amplia hegemonía de la 4T. De las 15 gubernaturas en disputa durante el 2021, la mayoría hoy serían para Morena. De ahí que solo una gran alianza podrá garantizar condiciones de competitividad electoral y algunos triunfos para los demás.

Pese a esta realidad, existe fuerte oposición al interior de los partidos para integrarse en una alianza. En algunos prevalecen antiguas reminiscencias ideológicas, ya injustificables en la actualidad. En otros, la expectativa de estar siempre al lado del ganador, sea quien sea. En unos más, se aceptan alianzas en función de beneficios previamente acordados.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Sinaloa será una de las entidades donde se elegirá nuevo gobernador. Independientemente de las fechas formales, ya todos los partidos están inmersos en el proceso del 2021. Pero aún no deciden de qué manera participarán, si en alianza o con candidatos propios. Eso lo tendrán que decidir muy pronto. Pero es claro que quien vaya solo a la elección, únicamente tendrá candidaturas testimoniales.

Por el lado de Morena, ya está definido que irá en alianza con el PT. Pero aún no hay certeza de qué posición asumirán en Sinaloa el PV y RSP. Sin embargo, esta alianza aún puede crecer. Todo dependerá de las negociaciones. El PRI y el Partido Sinaloense envían señales encontradas. Evalúan sus posibilidades de acuerdo con Morena o su participación en una gran alianza opositora.

El PAN, PRD y Movimiento Ciudadano parecen tener clara la necesidad de promover un bloque opositor en Sinaloa. Pero aún tratan de incorporar al PRI y al Partido Sinaloense. Pero al interior de todos estos partidos existen discrepancias por el tipo de candidato que deberá encabezar esta especie de frente electoral de facto.

El PAN quiere un candidato de corte ciudadano o empresarial. MC quiere un perfil nuevo, progresista y con presencia ciudadana. El PRI ofrece a uno de los suyos, lo mismo que el PS. Algunos estarían de acuerdo en tener un candidato sin partido, pero que enarbole un plataforma de Gobierno previamente acordada entre todos.

Más que formar una alianza electoral, parece que lo que podría unificar es una alianza de Gobierno donde se acuerde un programa de trabajo para cuando se asuma la función gubernamental. El problema es que ahora mismo solo se discuten con energía las candidaturas legislativas y para alcaldías. Pero estas son alianzas fatuas, vacías.

Mientras no haya una propuesta sobre qué hacer como Gobierno, difícilmente se alcanzarán acuerdos para una alianza electoral. Es evidente que Sinaloa es una entidad que no puede seguir como hasta ahora. Se requieren nuevos enfoques y programas innovadores para impulsar el desarrollo. Pero este aspecto es lo que menos preocupa a quienes hoy se dicen muy decididos a lograr la gubernatura.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo