Opinión

Los partidos tienen que ser diferentes

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Los partidos políticos están hechos un verdadero desastre. Aún no logran superar el infortunio en que los dejó la elección del 2018. No se han reestructurado, se encuentran desorganizados y con profundas divisiones internas. Perdieron capacidad de interlocución con sus grupos sociales. Ninguno queda a salvo, ni siquiera el partido triunfador.

Lo grave es que se acerca la elección del 2021, y hay que admitir que los partidos son instituciones indispensables para la democracia. Su deterioro atenta contra el desarrollo de la sociedad misma. A nadie conviene tener partidos debilitados, sin credibilidad, sin propuestas y sin influencia política. Ello abre la puerta al más negro autoritarismo. Y este es el riesgo que hoy tiene el país.

El escenario ha cambiado. Los partidos tradicionalmente fuertes, como el PRI, PAN y PRD, han perdido gran parte del voto y del apoyo del electorado. Hoy existe un nuevo partido dominante, Morena, pero se encuentra sin estructura, con graves fracturas e inmerso en fuertes conflictos. Este año 106 organizaciones solicitaron registro como partido. Quizá solo tres lo logren.

En el ámbito local la situación partidista es ilustrativa. En un reporte del 23 de noviembre, la empresa Massive Caller señala que, en Sinaloa, Morena tiene un 35.2 % de aceptación, el PRI un 24.3 %, el PAN 8.5 %, y el PAS 4.9 %. Existe cierta estabilidad, excepto en el caso de Morena, pues en el reporte previo, del 25 de octubre, tenía 41.1 % de aceptación. Es decir, va a la baja.

Lo real es que existe un creciente desencanto hacia todos los partidos políticos. El ciudadano los mira con indiferencia, les da la espalda. Sabe que no aportan soluciones a sus problemas. Una cantidad creciente de electores ya no se siente representado por las fuerzas políticas tradicionales o hegemónicas. Es por ello que hoy existe mayor recepción hacia nuevas opciones políticas.

Los partidos que el ciudadano ya conoce dejaron de actualizar sus propuestas y su proyecto de país o de región. Además, los partidos que están en el poder solo optan por justificar, a toda costa, las acciones gubernamentales, sin considerar la afectación que tienen sobre la población. Ya no defienden el interés ciudadano, ahora se comportan muy institucionales. Además, ya no son incluyentes.

Es por ello que los partidos políticos estarán ante un escenario muy diferente en el 2021. Sobre todo aquellos que están anquilosados y no responden a las exigencias que hoy presenta el desarrollo de la sociedad. En dicho escenario, los nuevos partidos están ante la gran posibilidad de crecer.

En Sinaloa, el Partido Sinaloense, Movimiento Ciudadano y Redes Sociales Progresistas seguramente tendrán muy buena cantidad de votos. Pero tienen que sorprender al elector con candidatos excelentes, diferentes al resto, y que enarbolen propuestas muy concretas, viables e innovadoras, para dar a Sinaloa un rumbo diferente.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo