Opinión

Mitos que se derrumban

Ideas para el cambio

Por  Aarón Sánchez

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.(Foto: El Debate)

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. | Foto: El Debate

La narrativa gubernamental empieza a desmantelarse. La promesas se evaporan con rapidez. Aquellos compromisos más relevantes, y de mayor impacto social, político y mediático, están siendo fuertemente erosionados por la cruda realidad. Combate a la corrupción, abatimiento de la pobreza, crecimiento económico, generación de empleos y seguridad pública, fueron una triste ilusión electoral.

El país está a la deriva, y preocupa enormemente la falta de resultados del Gobierno. La propia información oficial da cuenta de que, en lugar de avanzar, se está retrocediendo. El Inegi recientemente publicó el resultado de su Encuesta Nacional de Calidad de Impacto Gubernamental. En ella revela que la corrupción se incrementó en 7.5 por ciento respecto al año 2017.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

De manera particular, el Inegi calcula que durante 2019 la corrupción en la realización de trámites ante la autoridad gubernamental tuvo un costo equivalente a 12 mil 770 millones de pesos. Es decir, cada persona afectada tuvo que desembolsar 3 mil 822 pesos para que su trámite o solicitud de servicios pudiera llevarse a cabo. La principal bandera de la 4T ya tiene quebrada su asta.

En materia de combate a la pobreza, ocurre algo similar. Un estudio realizado por el banco BBVA, utilizando información oficial del Coneval, señala que, ante la caída de la economía y la falta de políticas gubernamentales para la reactivación productiva, este año 2020 crecerá de manera significativa la pobreza extrema por falta de ingresos. El compromiso de “primero lo pobres”, fue solo un mito más.

El propio Coneval estima una caída del PIB de 5.3 por ciento, y admite que ello provocará un incremento de 10.7 millones de personas adicionales que caerán en pobreza extrema, y 9.8 millones más que pasarán a condición de pobreza. Pero el Banco BBVA considera que la caída del PIB será entre 7 y 12 por ciento, y estima que 16.4 personas caerán en situación de pobreza extrema. Es decir, 32 mil 786 por día.

La promesa de hacer crecer la economía en 4 por ciento promedio anual también se derrumbó precipitadamente. Durante 2019, el PIB fue de -0.1 por ciento. Para este año 2020 se espera una verdadera tragedia: los pronósticos oscilan entre -7 y -12 por ciento. La recuperación será bastante lenta. Para 2021 y 2022 el crecimiento será escaso. Muchos ya hablan de un nuevo sexenio perdido para la economía.

A principios de abril, el Ejecutivo federal se comprometió a crear 2 millones de nuevos empleos durante los siguientes 9 meses. Sin embargo, el IMSS publicó que tan solo durante abril el país perdió 455 mil empleos formales y se estima que para mayo la cifra será todavía mayor. Un elevado porcentaje de empresas cerrará definitivamente. La promesa de empleo también fue un mito.

Ahora todo se está derrumbando. La corrupción crece, al igual que la pobreza extrema. La economía está en crisis, y el empleo se dispara. El Gobierno de la 4T va de fracaso en fracaso, y su proyecto de nación simplemente se ha extraviado.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo