Opinión

¿Se desintegra la República?

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Gobernadores del PAN amenazan con romper el Pacto Federal. Argumentan que el Paquete Económico 2020 debilita peligrosamente a las entidades federativas, pues les reduce participaciones y quita atribuciones. Lo real es que el excesivo centralismo del Gobierno de la 4T está acabando con el federalismo.

El Pacto Federal establece que los estados que conforman la República mexicana están asociados, y ceden funciones al Gobierno federal, pero siempre conservan una participación real y efectiva en las decisiones políticas que se toman. Sin embargo, hoy existen reclamos porque el Gobierno federal ignora a los gobernadores y existe un enorme centralismo gubernamental.

Las inconformidades no son nuevas. Cuando se modificó la ley para dar paso a los superdelegados, también se dijo que se violentaba la soberanía de los estados y el Pacto Federal. Lo mismo ocurrió cuando se presentó el nuevo programa de Seguridad Pública, y cuando se presentó el presupuesto federal 2019. En todas estas decisiones se ignoró a los gobernadores.

Luego vino la centralización del sistema educativo, y ahora la centralización en los servicios de salud. En ambos casos tampoco se ha consultado la opinión de las entidades federativas. Igual se observa que en el caso de Baja California, donde se modificó la Constitución para ampliar el periodo del gobernador entrante, y el Gobierno federal está indiferente ante esta violación constitucional.

Pero las cosas han subido de tono con el paquete económico 2020. La inconformidad entre los gobernadores es ya generalizada. Pero quienes se han atrevido a expresarla públicamente son los gobernadores del PAN. Exigen respeto a su soberanía y al sistema de coordinación entre el Gobierno federal y las entidades.

Se oponen al excesivo centralismo que se está presentando, así como al intento de sometimiento de las autoridades locales por parte del Gobierno federal. Reclaman presupuesto suficiente para resolver los problemas que enfrentan en cada entidad. Se había avanzado en materia de descentralización, pero ahora se está regresando a ella. Vamos hacia el pasado.

Las drásticas disminuciones en el Presupuesto Federal 2020 se alejan del Pacto Federal. Bajó 44.9 por ciento la inversión en carreteras. En Turismo la caída es del 42 por ciento, en Agricultura disminuyeron 29 por ciento y en Fomento Económico 30 por ciento. Es evidente que así no se impulsa el desarrollo regional ni el crecimiento económico. Las entidades enfrentarán unas fuertes crisis económica y social.

Los gobernadores del PAN señalan que, de continuar en esta situación, incluso estarían dispuestos a romper con el Pacto Federal, es decir, a desintegrar la República. Cuando las cosas se empiezan a descomponer peligrosamente, lo primero que se cambia es el lenguaje de la política. Y ahora el lenguaje de la política ya cambió. Hoy se escuchan con mayor fuerza conceptos como Constitución, Pacto Federal y Estado libre y soberano.