Opinión

Sinaloa se puede perder

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Aspectos del proceso de votación.(Foto: El Debate)

Aspectos del proceso de votación. | Foto: El Debate

Sinaloa puede quedar en manos de intereses ajenos a la región. Las elecciones 2021 podrían desplazar a la clase empresarial y política local, para que grupos distintos asuman el control de las decisiones locales. Esta es la trascendencia de lo que ahora está en juego. Por eso, el proceso politico en marcha resulta especialmente importante.

Las encuestas señalan que la preferencia electoral está en favor de la 4T. Tiene muchas posibilidades de triunfar en la mayoría de cargos en disputa. Podrían ganar la gubernatura, y tener el control absoluto de los poderes legislativo y judicial. Así podrían cambiarlo todo, según fuera la directriz federal y sin importar el interés estatal.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Independientemente del candidato o candidata, si la 4T gana en el 2021 la entidad tomaría un curso radicalmente diferente. Habría múltiples cambios, y no necesariamente para mejorar y tener mayor desarrollo. La entidad se convertiría en un apéndice de la federación, y desde aquél ambito se tomarían las decisiones económicas, sociales, políticas y culturales.

Los organismos regionales y ciudadanizados no tendrían sentido, y carecerían de influencia en el gobierno. Existiría un vacío institucional, pues crear una nueva estructura social y de gobierno no puede concretarse en corto plazo. Construir un regimen diferente, no es tarea para improvisados. El ejemplo de ello, está en lo que hoy ocurre en el ámbito nacional, donde prevalece un caos total.

Lo que ocurra en el 2021 impactará mucho más allá de lo electoral. Sinaloa se puede perder, en el sentido más amplio de la palabra. De ahí la importancia del proceso político que ahora está en marcha. Lo preocupante es que no hay quién el interés de la entidad. Los partidos políticos están inmersos en conflictos, y los grupos sociales y empresariales continúan en la inercia.

Se tiene que construir una opción electoral diferente y ganadora. Durante los últimos meses los partidos opositores han promovido mediaticamente a sus posibles candidatos. Pero ninguno tiene el perfil necesario para enfrentar con éxito a las urnas. Esto de debe admitir con claridad. Además, los propios partidos acarrean un enorme desprestigio.

La ciudadanía tiene que exigir a los partidos que cedan su candidatura a gobernador, hasta encontrar una propuesta que unifique a las fuerzas políticas y a la ciudadanía. Alguien que enarbole un proyecto de gobierno distinto, política y económicamente viable, innovador y, sobre todo, socialmente incluyente. Que garantice honradez, eficiencia, eficacia y buenos resultados.

No se trata de hacer más de lo mismo, tampoco de volver al pasado. Es necesario construir una alternativa distinta, moderna, con crecimiento productivo y un real desarrollo social. Es necesario superar el egoismo político que prevalece en los grupos locales, para promover una opción electoral totalmente opuesta a la 4T. De no hacerlo, Sinaloa se puede perder.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo