Opinión

Temas de campaña

IDEAS PARA EL CAMBIO

Por  Aarón Sánchez

Partidos políticos con registro en Sinaloa.(Foto temática El Debate)

Partidos políticos con registro en Sinaloa. | Foto temática El Debate

Hay temas que deben abordarse en la próxima campaña electoral. Son asuntos que exigen ser replanteados, porque no pueden seguir como hasta ahora. Al margen de colores o ideologías, todos los partidos y candidatos tendrán que presentar propuestas viables y concretas para redefinir el presente y el futuro de Sinaloa.

Quienes verdaderamente asuman un compromiso con la entidad, tendrán que ofrecer alternativas en asuntos como: generación de empleos, rediseño del Gobierno, impulso a la economía regional, seguridad pública, reactivación de agricultura y pesca, calidad en educación y salud, política social efectiva, estrategias de industrialización, cultura regional y qué hacer con las casetas de cobro.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En esta campaña, la máxima prioridad para la población será la creación de empleos. Se exigirá a cada candidato formular estrategias específicas. También se les demandará una propuesta de fondo para cambiar las administraciones pública estatal y municipal. Son obesas y poco eficientes. Hay organismos públicos que ya carecen de sentido. Habrá que crear algo nuevo y mejor.

Es urgente un mayor crecimiento de la economía regional. Los motores tradicionales ya se agotaron. Es necesario definir una nueva estrategia para dinamizar toda la estructura productiva y en toda la geografía de Sinaloa. Este es un reto enorme que no puede quedar sin respuesta por parte de los políticos en la próxima campaña.

De igual manera, es urgente replantear todo el esquema de atención hacia las actividades agrícolas y pesqueras. Padecen problemas estructurales que nadie se atreve a enfrentar. Pero ya no podrán avanzar en la situación en que se encuentran. Urgen nuevos enfoques para abatir sus rezagos sociales y productivos. Ningún candidato deberá hacer caso omiso al deterioro existente.

Educación y salud tienen un doble desafío que tampoco puede ser ignorado. Su calidad no es la que exigen los tiempos actuales. Pero su operatividad tampoco. Durante la campaña electoral habrá que discutir con seriedad qué hacer para mejorar sustancialmente los sistemas de educación y de salud. Hoy están claramente expuestas sus múltiples deficiencias e insuficiencias.

La demanda de seguridad pública sigue siendo una exigencia. La delincuencia está incontrolable, y se requieren otros enfoques para este problema. La política social y la cultura regional deberán priorizarse. Igualmente, dar solución a asuntos que irritan a la sociedad. Por ejemplo, ya no deben existir casetas de cobro, tampoco retenes y hay que mejorar el tránsito vehicular.

Plantear solución a todo este tipo de aspectos es responsabilidad de partidos y candidatos. Todos por igual, porque tendrán que convertirse en compromiso para quien encabece el nuevo Gobierno. Al ciudadano corresponde exigir el diseño de propuestas viables pertinentes y emitir su voto para que quien gane la elección las ponga en funcionamiento. Así, todos ganaríamos.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo