Opinión

Abrirá BCP mercado a grandes y medianas empresas; Azteca, Cobre de Mayo e Independencia

TIEMPO DE NEGOCIOS

Por: Darío Celis Estrada

Las condiciones más favorables en los mercados financieros y el creciente apetito por el riesgo, aunado al encarecimiento del financiamiento bancario que se observa desde el crack de 2009, han venido empujando las emisiones de deuda, sobre todo en América Latina.

Con todo, 2013 fue el año en el que menos volumen de deuda se manejó en el mundo desde 2008, con algo así como ocho billones 763 mil millones de dólares. Estados Unidos concentró el mayor monto con 41%, seguido de la zona Euro con 27%, Japón 18% y Reino Unido con 5%.

Pese y a la política de retiro de estímulos financieros a la economía estadounidense implementada por la Reserva Federal, en las de los países emergentes se observó un mejor dinamismo, lo mismo que en la colocación de bonos corporativos de alto rendimiento.

En estos mercados el volumen alcanzó un máximo histórico de 431 mil millones de dólares, un incremento de 3% contra 2012. El aumento se dio en América Latina con 9%, arriba de África y Oriente Medio, y Asia, con aumentos de 7% y 1%, respectivamente.

El mayor apetito se reflejó en la proporción de emisiones de alto riesgo, incluyendo un buen número de fondos soberanos y corporativos que se emitían por primera vez. Un ejemplo fue la colocación que hizo en septiembre pasado Verizon Communications.

El gigante que preside Lowell C. McAdam hizo la mayor colocación de deuda corporativa en la historia de Estados Unidos, por la friolera de 49 mil millones de dólares para comprar la participación de 45% que Vodafone tenía en Verizon Wireless en 130 mil millones de dólares.

Justo este es el entorno en el que arribó BCP Securities, líder en operaciones de mercado precisamente en mercados emergentes, vía la distribución de una portafolios robusto de productos orientados a inversionistas institucionales, banca privada, hedge funds e instituciones financieras.

La firma desembarcó oficialmente en noviembre del año pasado mediante una sociedad al 50% con Héctor Rangel Domene, Anthony McCarthy y Maricarmen Arreola. El otro 50% es de BCP Estados Unidos, que preside Randy Pike, un avezado financiero que busca aliados locales.

Bajo ese esquema ha podido alcanzar una cobertura global. La oficina de Singapur da seguimiento a los mercados de capitales de Asia, la de Madrid las operaciones de Europa y las de Rio de Janeiro y Sao Paulo cubren Brasil. Desde hace diez meses siguen de cerca a México.

La oficina central de análisis global de bonos soberanos y corporativos, mercado de capitales y operaciones de mercado están en Greenwich, Connecticut, que a su vez se apoya en otra basada en Miami, desde donde se sirve a América Latina.

Una de las áreas que BCP México se apresta a atacar son las empresas medianas y grandes con requerimientos de capital y a las que se les dificulta el acceso a mercados. Son compañías con rangos de calificación "B" y "BBB-" que buscan bonos en moneda extranjera.

La firma se ve como facilitadora para abrir mercados, básicamente europeos donde los requisitos de emisión de papel es menos rígido que en los mercados de capitales de Estados Unidos, a través de una extensa red de instituciones financieras en el mundo.

De las operaciones en las que han participado apunte un bono por 500 millones de dólares en octubre del año pasado para TV Azteca, de Ricardo Salinas, y otro más de 200 millones a finales de noviembre para la minera Cobre de Mayo, que dirige John Detmold.

Ahora mismo trabaja en la estructuración de otro bono por 200 millones de dólares más para Financiera Independencia que encabeza José Luis Rión. La intención es atender empresas que quieran emitir papel arriba de los 75 millones de dólares.

Algunas candidatas por el perfil son Mabe de Luis y Eduardo Berrondo, ICA que comanda Bernardo Quintana, Posadas que preside José Carlos Azcárraga y Elektra. No es su objetivo las grandes empresas tipo Bimbo de Daniel Servitje o América Móvil, de Carlos Slim.

Así que un nuevo jugador financiero que busca aprovechar las oportunidades que se están abriendo con los negocios que abrirán las reformas estructurales como la de telecomunicaciones y energética, ya está en plena actividad.

Pemex: dos más

Como parte de la reestructura que viene en Pemex, que aún dirige Emilio Lozoya Austin, considere la creación de un par de nuevas filiales que competirán con empresas privadas. Una sería de cogeneración de electricidad, pues la reforma habilita al organismo para producir electricidad como la CFE, que maneja Enrique Ochoa. La otra subsidiaria estaría vinculada al transporte y la logística y englobaría los 80 mil kilómetros de ductos y más de 30 barcos que componen su flota. La intención de las secretarías de Hacienda de Luis Videgaray y de Energía de Pedro Joaquín Coldwell es que sean empresas con estructura parecida a PMI Comercio Internacional, que de José Manuel Carrera, y Comesa (Compañía Mexicana de Exploraciones) a cargo de Adán Oviedo.

Frenan URBI

Las vacaciones de verano frenaron el proceso de negociación en URBI, que preside Cuauhtémoc Pérez Román. Se cree que será hasta septiembre cuando se presente ante un juez la solicitud de Concurso Mercantil preacordado. La intención original era sacarlo este mismo mese. Y es que todavía quedan negociaciones bilaterales de la viviendera con Prudential Real Estate Investment que lleva Alfonso Munk, Sólida de Banorte que dirige Alejandro Valenzuela, HSBC que capitanea Luis Peña y Santander que preside Marcos Martínez. Por lo demás, le reitero que la intención es que salga con un paquete amarrado de créditos de emergencia de los fondos Luxor, Ashmor y PIMCO, el cual andaría por los cien millones de dólares. Habrá que ver.

Gayosso arrastra

Un negativo en la venta de Gayosso para Advent, el fondo dirigido por Luis Solórzano, son los pasivos derivados de la redención de ventas futuras. Se estima que son unos 400 mil servicios con un valor de seis mil millones de pesos, múltiplo que debe considerar el potencial comprador. Por lo demás, la empresa de servicios funerarios que lleva Carlos Lukac resulta atractiva para un nuevo entrante más allá de J. García López que comanda Oscar Padilla y Grupo Autofin de Juan Antonio Hernández. Es líder en una industria que vale 12 mil millones de pesos anuales y con un índice de mortandad que crecerá de 4.9 a ocho personas por cada mil habitantes de aquí al año 2030.

Va Fibra RETNE

Fíjese que Juan Beckman, el dueño de Grupo Cuervo, y los hermanos Luis y Eduardo Berrondo, de Mabe, se asociaron para atacar un nuevo negocio. Se trata de vivienda en renta que aprovechará subsidios federales y garantías. Uno de ellos es la subcuenta de vivienda del trabajador que cotiza en el Infonavit, que dirige Alejandro Murat, la cual queda como garantía en pago en caso de incumplimiento. Lo harán vía un Fibra (Fideicomiso de Infraestructura Especializado en Bienes Raíces) privado. Su nombre es RETNE y lo dirige Rodrigo Barrera, ex gerente de Sustentabilidad, Territorio y Rentabilidad Social del Infonavit. En 2016 saldría a la Bolsa Mexicana de Valores.

Canofil demanda

Fue Canofil la que demandó ante el IMPI a Industrias Cannon por usar la marca Cannon en productos sobre los cuales no tiene derecho. Estamos hablando de calcetas, calcetines, tobilleras, tines leotardos y pantaletas. Le había platicado que ambas compañías, que surgieron tras la venta de Synkro que realizó el Fobaproa en 2002, firmaron un contrato donde se prohibía expresamente el uso de la denominación Cannon. Industrias Cannon acreditó el uso comercial de su representada, en este caso Cannon Mills, para la fabricación, comercialización y distribución de productos textiles y vestuario en general. El organismo de Miguel Angel Margáin está por resolver este expediente.

dariocelisestrada@gmail.com.mx