Selecciona tu región
Opinión

Abundan golpes bajos en el debate por la gubernatura de Sinaloa

Ojo indiscreto

Por Tomás Chávez

-

En una especie de ring se convirtió ayer el escenario del primer debate entre los candidatos a gobernador de Sinaloa, en el que en la primera ronda de intervenciones los contendientes se estuvieron midiendo, solo se tiraron jabs y se mantuvieron a distancia, pero enseguida, en cuanto fueron agarrando confianza, se empezaron a tirar ganchos demoledores, para cerrar con “volados” y golpes bajos en busca del nocaut.

Inicialmente se pensaba que la contienda fuerte sería solo entre dos o tres, cuando mucho Mario Zamora, de la alianza PRI, PAN y PRD; Rubén Rocha, de la coalición Morena-PAS, y Sergio Torres, de Movimiento Ciudadano, pero de inmediato se metió a la pelea Ricardo Arnulfo Mendoza, del PES, quien preguntó a Sergio si era cierto que había instalado una caja fuerte para guardar el dinero que se robó, y Rosa Elena Millán, de Fuerza por México, y al final Yolanda Cabrera, de RSP, con candentes denuncias.

Para cerrar, Arnulfo Mendoza se aventó la puntada de decir que su vida y la de su familia estaba en peligro y pedía la protección del gobierno federal, de la Guardia Nacional, porque amenazó con encarcelar a los exgobernadores, exalcaldes y exrectores de la UAS, denunciados por corrupción.  Lo mismo hizo Yolanda Cabrera, que denunció que recibió amenazas de que “no te metas con ese partido político” y responsabilizó a Rocha, a Cuen y a su esposa.

Leer másMario Zamora gana el primer debate

Contra lo que se esperaba, los ataques no fueron nada más contra Rocha, que es considerado el candidato puntero, sino que Sergio Torres se lanzó contra Mario Zamora, diciéndole que no repunta, ni repuntará, “lástima Margarito, o Marito, porque en Culiacán están en cuarto lugar, por eso Rocha no quiere debatir contigo, ni yo tampoco debatiré.

Rocha se fue directo, al principio ignoró a Zamora: “haremos un gobierno de combate a fondo de la corrupción, de bienestar, austero y de apoyo a las familias, con prioridades en educación, salud y seguridad”, pero luego intercambió golpes con él contra las cuerdas y le dijo que era un mentiroso, que estaba ligado a José Antonio Meade, que representa la corrupción. Vamos a sacar a todos los corruptos del gobierno y de los municipios.

Zamora cerró fuerte solidarizándose con Yolanda, denunciando que el chofer de Rocha había comprado una camioneta Tahoe en un millón 200 mil pesos, y que tenía socios empresarios y se lanzó contra los mapaches electorales los cuales ahora pueden ir a la cárcel. Tomás Saucedo explicó técnicamente cómo se puede desarrollar al estado fusionar secretarías, pero el ambiente era de pelea.

Leer más: Como en las encuestas, empata Zamora- Rocha en el debate

Las confrontaciones se dieron en varios escenarios, similares a los circos de tres pistas, en el recinto de la UAdeO los 8 candidatos debatían e intercambiaban golpes frente a frente, afuera los simpatizantes competían con sus porras y en las redes sociales abundaban los mensajes de apoyos, en especial para Rubén Rocha, de Morena y el PAS y para Mario Zamora del PRI, PAN y PRD, y esporádicamente a favor de Sergio Torres de MC.

La lucha sigue hoy con el postdebate, y desde anoche Mario Zamora se enlazó a redes sociales desde su camión de campaña para seguir la pelea virtual.

Una mujer debe gobernar a Sinaloa”, Rosa E. Millán, Candidata la gubernatura

Síguenos en