Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Acciona Quirino Ordaz, frente al nuevo paradigma político

Por: Luis Enrique Ramírez

Quirino Ordaz.

Quirino Ordaz.

Todo lo cálido que es con la gente «de a pie» lo tiene de frío el gobernador Quirino Ordaz a la hora de ejercer el poder. Calculador y de mano dura con su equipo, él mismo se ha jactado de «no tocarse el corazón» a la hora de tomar decisiones. 

A nadie debe extrañar, pues, que el gobernador haya empezado a reacomodar sus fichas de acuerdo con el nuevo tablero político en México, incluido Sinaloa, con una mayoría de diputados locales y de alcaldes emanados de signos distintos al PRI. 

Los tres nuevos integrantes del gabinete quirinista guardan un rasgo en común: facilidad para la negociación, aptitud para dialogar y generar consensos. Justo lo que necesitará de hoy en adelante Sinaloa para que la transición ocurra de manera tersa y ganemos todos, gobernados y gobernantes. 

CHUY VALDÉS. En efecto: Ordaz no se tocó el corazón al sacrificar a tres de los secretarios con los que tiene mayores lazos personales: Alfredo Román Messina, Martha Robles y Juan Habermann, a quien inclusive impulsó para la candidatura al Senado.

Igual que no pudo, por méritos propios, alcanzar la candidatura, Habermann fue incapaz de resolver, como secretario, una serie de problemas que requieren más la mano de un político que la de un empresario agrícola, como es su caso. 

El expresidente municipal de Culiacán Jesús Valdés Palazuelos llega a la Secretaría de Agricultura y Ganadería con todo el oficio político del mundo, pero también con conocimiento amplio del área: es ingeniero agrónomo de profesión y por generaciones su familia se ha dedicado a la actividad agrícola, por eso forma parte del sector campesino del PRI y fue líder nacional de Vanguardia Juvenil Agrarista.

No es graciosa concesión, por tanto, que desde ayer los productores agrícolas hayan salido a felicitarlo de manera pública. El ambiente hacia el nuevo secretario en el sector agropecuario es inmejorable y, cosa todavía más importante,: Chuy Valdés se ha distinguido, lo mismo en sus cargos de legislador que en el de alcalde, como un extraordinario gestor de recursos. 

VALLO RUELAS. Los temas de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, por otra parte, son los que mejor domina su nuevo titular: Álvaro Ruelas Echave.

Desde el ámbito municipal, la gestión del exalcalde de Ahome sobresalió en materia de movilidad e inclusive recibió un reconocimiento internacional por la política de sustentabilidad desarrollada en el espacio Zona 30 en Los Mochis.

Además, Ruelas incluyó en su plan municipal de desarrollo los compromisos de la agenda 2030 de la ONU, estableció políticas novedosas de vivienda, de agua y de desarrollo urbano. A través del Implan, dio seguimiento a una serie de iniciativas que dentro de poco formarán parte de las leyes que van a regular el desarrollo urbano y la movilidad en Sinaloa.

Experiencia en el quehacer de la Sedesu, pues, Vallo Ruelas la tiene, pero además posee una característica que seguramente es bien aquilatada por el gobernador Ordaz: su habilidad natural para «tejer fino» en política y ganarse la buena voluntad de los más disímbolos grupos políticos y de la sociedad en general. Lo demostró desde que fue secretario del Ayuntamiento ahomense, cuando fue actor fundamental en la solución del problema del ingenio, y consolidó esa cualidad como alcalde.

EFRÉN ENCINAS. Distinto es el caso de la Secretaría de Salud. Como agua fresca llega a darle vida el Dr. Efrén Encinas Torres, prestigiado endocrinólogo, pero también experto en políticas de salud pública. Justo lo que necesitaba esta área que de tan errada manera tuvo a su cargo Román Messina, un hombre gris, sin conocimiento, pero también sin voluntad de ayudar a los sinaloenses ni al gobernador. Seguiremos mañana con este tema.

En esta nota:
  • Gobernador de Sinaloa