Opinión

Acusaciones

Por  ROMPEOLAS .

Acusaciones. Las declaraciones de la síndica procuradora de Mazatlán, Elsa Isela Bojórquez Mascareño, en contra de Rafael Padilla Díaz, titular del Órgano Interno de Control, son serias. Lo acusa de obstruir las investigaciones iniciadas en las oficinas de la síndica sobre varios supuestos casos de excesos de funciones, irregularidades administrativas, ilegalidades y corrupciones, al negarle sistemáticamente la información que requiere para concluir sus dictámenes. Ayer la funcionaria abundó al caso y advirtió que, tanto el alcalde, Luis Guillermo Benítez Torres, y el equipo de Padilla Díaz estarían incurriendo en delitos de omisión al no responder a sus observaciones y la recomendación para separar a este último del cargo administrativo. Al respecto, el alcalde ha respondido ante los medios en respaldo de Padilla Díaz. La última ocasión advirtió que cuenta con las facultades para decidir quién sigue y quién se va de su administración.

Más leña a la hoguera. A propósito de declaraciones polémicas, ayer el alcalde de Mazatlán, el morenista Luis Guillermo Benítez Torres, arreció el fuego en contra de los representantes de los medios de comunicación, a quienes fustigó de manera pública por solo publicar críticas contra los errores de su administración, pero no sobre los logros. Eso, dijo, “le baja la pila” en el esfuerzo de su trabajo diario como alcalde de Mazatlán.

Comparaciones. En contraparte del polémico alcalde Estrada Ferreiro, que junto con los presidentes municipales de Ahome, Guillermo Chapman; de Guasave, Aurelia Leal; y Mazatlán, Guillermo Benítez, les ha ayudado a otros a brillar, porque se han dedicado a llevar beneficios a sus gobernados. En el caso más cercano de la capital sinaloense destaca el primer edil de Navolato, Eliazar Gutiérrez Angulo, que ha gobernado sin estar metido en temas polémicos, sin que el municipio tenga rezagos y necesidades, pero han sido atendidos por el Ayuntamiento. Lo mismo sucede en Elota, con Ángel Geovani Escobar; Griselda Quintana, de Cosalá; María Lorena Pérez, de Badiraguato; Carlo Mario Ortiz, de Salvador Alvarado; Jesús Guillermo Galindo, de Mocorito; y Aglaeé Montoya Martínez, quien recuperó el municipio para el PRI, luego de tres administraciones ganadas por PAN-PRD-PAS, pero ha navegado en aguas tranquilas y con gestiones en la Ciudad de México en busca de concretar proyectos para su municipio. El contraste es demasiado entre los alcaldes del centro del estado con Jesús Estrada Ferreiro.

En venta. Luego de ser una de las obras más emblemáticas del Gobierno de Mario López Valdez, que fue inaugurada el 9 de julio de 2015, ahora el gobernador Quirino Ordaz Coppel plantea vender el Parque Temático debido a que el costo para su mantenimiento es elevado, y que además todas las cosas recreativas deben de estar de parte de los empresarios, no del Gobierno. Pero mientras que el Gobierno estatal busca deshacerse del Parque Temático, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro dijo que buscará rescatarlo, porque sería una opción instalar la rueda de la fortuna similar a la que se encuentra en Londres, y que también ha sido de las ocurrencias que ha tenido en sus casi siete meses como presidente municipal. Este lugar tiene mucho potencial para ser un gran atractivo turístico para los niños de Culiacán y los visitantes, pero en los cuatro años que lleva en operación le han fallado las estrategias para hacerlo rentable y se ha convertido en una carga presupuestal para el Gobierno del Estado.

Renuncia. A más de tres meses de ser ratificado en su cargo como delegado de la Secretaría de Gobernación en Sinaloa, Víctor Gandarilla Carrasco presentó su renuncia con fecha del 31 de mayo; con lo que pone fin a 60 años en el servicio público, aunque no quiso decir que se retira de la política. El aún funcionario estatal aclaró que el pasado 30 de noviembre presentó su renuncia cuando terminó la administración de Enrique Peña Nieto, pero le pidieron que se quedara para apoyar con el Gobierno; y dejó en claro que todo tiene un principio y un fin, pero tiene derecho a dedicarse a otras actividades, pero no hubo ninguna otra cuestión para tomar esta decisión.