Opinión

Afectaciones y beneficios

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL
Avatar del

Por: Redacción

No cabe duda que así como los ganaderos esperan con ansias una buena temporada de lluvias cada año, muchas veces el exceso de éstas puede afectarlos en algunos aspectos a pesar de que para ellos es una bendición, si las precipitaciones son abundantes en demasía suelen acarrear algunos problemas.

En estos días, algunos ganaderos han tenido que detener sus labores en el campo ya que las constantes e intensas lluvias que se han registrado no les permiten comenzar a sembrar la pastura, a pesar de contar ya con la semilla.

No cabe duda que los contrastes son muy marcados, ya que el año pasado la sequía los hizo pasar una temporada poco favorecedora y este año las cosas son todo lo contrario, ya que el reblandecimiento excesivo de la tierra les impide realizar adecuadamente su trabajo.

Por otra parte, aunque la siembra de pastura se encuentre detenida por el momento, las lluvias no sólo han dado una pausa a los ganaderos sino que han traído un gran beneficio; ya que además de contar con agua para sus animales también tienen alimento debido a que el monte crece muy rápido en los terrenos y hay comida.

Este año, a pesar de la situación por la que atraviesan los ganaderos, de no poder arrancar los trabajos de siembra de pastura, ha sido muy benéfico desde el momento en que las primeras lluvias se dejaron sentir intensamente con un mes de anticipación en comparación con la temporada del año pasado.

Así, los ganaderos tienen mejores expectativas y mayores esperanzas de que esta vez sí les pueda ir mejor, pues están poniendo todo su esfuerzo para que así sea y poder vencer las dificultades que, al parecer, este año son pocas y saldrán con un buen resultado.