Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Afrenta, complicidad y violencia

PUNTO DE VISTA

Doble afrenta. Visto desde cualquier escenario es un crimen que ofende el asesinato de Sandra Luz Hernández, que debiera dar vergüenza a las autoridades del país y del estado. Frente a la inacción de las instituciones, ella tuvo que asumir los riesgos e investigar la desaparición de su hijo; se movió como madre desesperada, perseveró en la búsqueda de datos que la llevaran a saber dónde, en manos de quién estaba o quedó su hijo. Su búsqueda de justicia le costó la vida, Sandra Luz fue doble víctima del crimen, primero como víctima indirecta por la desaparición de su hijo, ahora, de manera directa al haber sido asesinada. Culiacán es una ciudad tan violenta como Ciudad Juárez, cada vez hay más mujeres que pierden la vida, el número de asesinatos y feminicidios es alarmante, el incremento de levantones y personas desaparecidas también. El silencio no debe ser respuesta, la complicidad, inactividad e impunidad tampoco.

¿Qué hacer? Al Estado es a quien corresponde garantizar la seguridad de los gobernados, por supuesto que es un tema complejo, en un país y un estado plagado de narcoviolencia, donde niños y jóvenes, mujeres y hombres de ciertas comunidades aprenden, desde temprana edad, a comportarse y coexistir con agresividad, en una sociedad y frente a autoridades donde algunos se deslumbran por el dinero proveniente del mercado ilícito de drogas, donde se "legitima" y acepta, hasta en cúpulas empresariales, a quienes tienen fortuna y poderío económico, independientemente de dónde provenga el dinero, y dónde, aunque prohíban narcocorridos, se cohabita y tolera la narco cultura. Michoacán es la entidad del país más convulsionada, preocupantemente Culiacán también sigue siendo de las ciudades más violentas del mundo. Lo peor es que en el gobierno, sea federal o estatal, no tienen una estrategia integral de freno a la narcoviolencia, que incluya un verdadero combate de la pobreza, a la narco política, al armamentismo, la corrupción en las corporaciones e instituciones, el consumo de drogas y adicciones, el lavado de dinero, entre otros. Con aspirinas no se detiene ningún cáncer, menos si hay un país cercano que reproduce los gérmenes que lo generan. Estados Unidos es el principal proveedor de los cárteles en México de armas y dinero, pide que le den cabezas de líderes del narcotráfico, pero no frena a su interior sus adicciones, ni su mercado interno de drogas, no para la venta de armas y negocia con los algunos de los líderes de los carteles. Es un galimatías, donde los ciudadanos pierden su seguridad, mientras algunos ganan dinero.

¿Truene en la mesa de partidos? Y en tema menos densos, pero igual a veces de frustrantes, todo indica que puede hacerse "bolas el engrudo", como se dice coloquialmente, en la mesa de negociación de los partidos políticos para la reforma política de Sinaloa. Prometieron un segundo paquete de reformas, con propuestas de mayor alcance, pero, esas iniciativas no llegan, porque parece que no logran ponerse de acuerdo los dirigentes de partidos. ¿Para qué tanta reunión, para tan pocos frutos?

¿Qué el PAS y Melesio Cuen promueve al grupo de pepenadores? Y por qué en la UAS pisotean tantos derechos de trabajadores?

[email protected]