Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¡Ahí viene el agua! ¿Y los daños góber, y los péndulos secre, dónde quedaron?

EL BESO DE JUDAS

Ante la pasada experiencia donde un fenómeno climatológico vino y le dio en la torre a casi todo el estado de Sinaloa, en esta ocasión donde están pronosticadas 14 tormentas, dicen los altos mandos del gobierno estatal que ahora sí estamos al tiro, al cien pa' enfrentar cualquier problema o contingencia que se nos venga presentando. Esto está perfecto, porque realmente esa es la idea, pero el asunto es que ya vienen nuevas broncas y algunos sectores, no lo dude, se volverán a meter en "honduras", en problemas, ya que aún no se han solucionado las necesidades, ni se han repuesto los daños y perdidas de los fenómenos climáticos pasados. Así que mientras no se tenga ese pendiente, las familias seguro aún están y estarán "con el Jesús en la boca", esperemos que realmente las autoridades se ponga las pilas, ¡aguzados!

Provecho. El presi de Ahome, Arturo Duarte García, se aventó un desayuno con los chacas de las corporaciones policiacas, donde también estuvo presente el general Moisés Melo García, coordinador general de Seguridad Pública en Sinaloa, pues el tema de la seguridad ya los trae paniqueados de nuevo, así que les salió humo de la maceta pa' crear nuevas estrategias de seguridad, pues la situación anda que arde en el municipio y eso a nadie le conviene.

El Pitón y su corazón de pollo. Ahora resulta que El Pitón Castro, alcalde de Angostura, tiene corazoncito de pollo. Es por todos sabido que el alcalde de botas pitiadas y sombrero compró una troquita nueva que nomás costó pasados de los 700 mil varos, pero eso sí, dijo que se compró una barata, pues las finanzas del municipio no andan bien. El caso es que su juguetito nuevo ya lo tiene en el palacio municipal, pero no la ha querido estrenar porque asegura que no se le hace justo que los chotas de Angostura anden a patín. No cabe duda que los políticos sólo se ponen la soga al cuello.

De plano. Qué mal se dejó ver la directora de Calidad en Atención, Yolanda Ledezma Inzunza, del Hospital General en Mazatlán, al decir que las malas prácticas se dan hasta en los mejores hospitales, y si no se cambian los procesos de atención, los modelos y las formas, los errores se seguirán dando todos los días, eso suena como a justificación por tantas cosas que se les han pasado, en lugar de ponerse las pilas y picarle las costillas a los trabajadores pa' que den el 200 por ciento en la chamba.

Twitter: @Sirena_Cln [email protected]