Selecciona tu región
Opinión

Ahora son policías los del escándalo en Ahome, Sinaloa

El Ingenio

Por El Ingenio

-

Todavía no pasa el escándalo de los dos empleados de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome videograbados llevándose en una camioneta oficial una secadora de ropa de un domicilio en el fraccionamiento Urbi Villa del Bosque, cuando se presenta una acusación contra elementos de la Policía Municipal de robo de fierro viejo en una patrulla. El mismo modus operandi. Para vergüenzas no gana ni el gerente de la Japama, Raúl Pérez Miranda, ni el secretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Julio César Romanillo. Si a Pérez Miranda el alcalde Gerardo Vargas Landeros lo instruyó para que a los trabajadores los suspendiera y remitiera a las instancias correspondientes, con Romanillo fue lo mismo. No podía ser de otra manera porque si de por sí muchos ahomenses están indignados por la conducta de estos servidores públicos, pues más si vieran algún signo de que los están protegiendo. Por lo que se ve, Vargas Landeros no quiere “broncas ajenas”. Y ha hablado fuerte en los dos casos que se traduce en que “no va a tolerar la impunidad”. Vale más porque muchos van a estar atentos.

Por obvias razones la atención de priistas y no priistas se fijó en el exalcalde de Ahome Álvaro Ruelas Echave, tras el convivio con el senador Mario Zamora Gastélum, que lo invitó a su casa, en el que estuvieron muchos otros, entre ellos el exsenador Aarón Irízar. Ruelas Echave aspira a la presidencia estatal del PRI, según lo reveló hace días el delegado nacional del partido, Enrique Benítez. La atención se centró en el exalcalde, a quien muchos suponen que respalda Zamora Gastélum porque Irízar lo que quiere es competir pero para un periodo completo. Es decir, hasta diciembre. Ya se sabrá.

DICEN QUE el líder del PRI, César Emiliano Gerardo, y el del PAN, Ariel Aguilar, se vayan preparando para el jaloneo interno para evitar la alianza de aquí al 2024. Y es que hay algunos dentro de esos partidos que no quieren ir juntos como en el año pasado. Es más, en este proceso electoral pugnaron para que no se diera la alianza, pero al final accedieron. El jaloneo estuvo más en el PAN, pero cuando perdieron despotricaron contra el PRI. Aguilar está en boca de varios panistas. Y si les mueven de fuera pues más.

LE CHILLARON ayer los oídos a Mirella Espinoza Imperial, encargada de la oficina del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas en Sinaloa, ya que los gobernadores tradicionales indígenas del Consejo Supremo de Kobanaros y Pueblos Yoremes Mayos de Sinaloa pidieron su destitución. Y es que hay señales de que los está discriminando y está arropando al grupo de Aquí No, que encabeza Felipe Montaño, de cara a la consulta indígena sobre la planta de fertilizantes en Topolobampo. Así como los ha desplazado en algunos temas, tienen temor de que ocurra lo mismo en el caso de la planta. Es decir, la funcionaria federal está azuzando a quienes se oponen al proyecto, contrariando la posición del propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. Es más, ya le enviaron a López Obrador una carta en la que le piden que ordene al director general del INPI, Adelfo Regino Montes, destituir a Mirella. 

Síguenos en