Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Ajuste "en caliente"

LOS MOCHIS

Era justo y necesario. Por fin el gobernador del Estado, Mario López Valdez, anunció el recorte del ciclo escolar para el nivel básico, medida que era más que esperada, sobre todo por los estudiantes que pasan largas jornadas en aulas que se convierten en verdaderos hornos en ciertas horas del día al no contar con aires acondicionados y, en muchos de los casos, ni con un solo abanico que les ayude a mitigar las altas temperaturas que han azotado a la región.

Como nunca, en días pasados empezaron a surgir reportes de alumnos desmayados y, posteriormente, se presentaron al pormayor las ya tradicionales tomas de escuelas por parte de padres y madres de familia, quienes demandaban la instalación de equipos de refrigeración o de infraestructura para operarlos, ya que hay escuelas que incluso cuentan con los equipos, pero no con la corriente de energía eléctrica necesaria para que estos funcionen y así sobrellevar la temporada.

Ayer se anunció que los estudiantes del nivel básico saldrán de clases el 27 de junio, en vez del 15 de julio, como originalmente se tenía programado, por lo que los más de 600 mil alumnos de Sinaloa, 93 mil de ellos de Ahome, adelantarán sus vacaciones, para regresar a las aulas hasta el 18 de agosto, lo que de cierta manera les ayudará a salir al paso en esta temporada.

La solución es buena, incluso aplaudida por los padres de familia, profesores, estudiantes y líderes de los sindicatos; sin embargo, sólo representa un "mejoralito" para el problema que se vive en las escuelas de Sinaloa, ya que el calor puso al descubierto las condiciones precarias de los planteles escolares del sistema público, al cual le urge una mayor inversión de recursos para que los educandos no pasen más calor y no se tengan que hacer este tipo de ajustes.

Aunado a ello, la situación debe de ser un factor para la reflexión, ya que el problema del calentamiento global cada vez cobra más fuerza y las acciones para evitarlo son realmente pocas, por lo que, de no tomarlo más en serio, las condiciones serán aún peores.