Selecciona tu región
Opinión

En 30 años seremos diez mil millones

ALAN YASSER

  • Alan Yasser

Por Alan Yasser

-

Según estimaciones de Naciones Unidas en 2050 la población mundial alcanzará un estimado de 9,700 millones de personas, por lo que para el 2052 (en 30 años) seremos más o menos 10,000 millones. Cuando pensamos en países con grandes poblaciones, es China quien inmediatamente viene a nuestra mente, pero existe otro gigante asiático que lo superará y alcanzara un estimado de 1,500 millones de personas en 5 años; India. Para que se den una idea, todos los países de Latinoamérica juntos representan el 8% de la población mundial, India por si solo representa el 18%, más del doble. 

Más del 60% de la población mundial radica en el continente asiático, sin embargo, el continente que vera mayor aumento en su población (comparado consigo mismo) es; África, sí, el mismo continente que viene a nuestra mente cuando pensamos en condiciones de desarrollo adversas, explotación, hambruna y demás calamidades, ¿por qué se da este fenómeno? Obedece principalmente a dos factores; mayor taza de fecundidad, con avances en el combate a la mortalidad infantil y materna y un aumento en la longevidad de la población, lo que permitirá que para 2050 regiones de África Subsahariana doblen su población. Por el contrario, Europa, la región del mundo con los más altos estándares de calidad de vida y que durante siglos ha concentrado la mayor parte de poder, riqueza e influencia en el resto de la humanidad, tiene una tendencia de reducción y envejecimiento de su población. Esto ha presentado una dinámica cada vez más común; los países desarrollados dependientes de mano de obra joven abren sus puertas migratorias según su conveniencia, sin embargo, se han presentado momentos de alta tención cuando pierden el control de estos flujos. Si hablamos del presente, el asunto migratorio es lo más urgente, pero si observamos al futuro permítanme ser poco optimista; no es sustentable.  

Por décadas se ha presentado un largo debate entre países desarrollados y en vías de desarrollo; los primeros exigen que los segundos inviertan en energías renovables, controlen su población y cuiden el planeta, los países en vías de desarrollo reclaman que quienes más daño le han hecho a la tierra son los países desarrollados y que resulta muy caro ser ecológicos y no solo eso, sino que la tecnología e industria de la sustentabilidad tiene como dueños de patentes a las grandes potencias, por lo que al seguir esta línea se les empodera aún más. Lo cierto es que entre más personas seamos y sigamos con estas tendencias de consumo, el cambio climático se acelerara provocando consecuencias catastróficas. Las diferencias en el abordaje de los problemas globales empiezan a provocar un discurso nacionalista y proteccionista cada vez más común alrededor del mundo, nada más carente de sentido, es como encerarse en una habitación cuando vivimos dentro de la misma casa. La fe esta puesta en una nueva generación de ciudadanos con liderazgos más consientes y dispuestos al diálogo, pues entre más somos, la tarea de ponernos de acuerdo es cada vez más complicada, pero más necesaria que nunca. 

Síguenos en

Temas

  • Alan Yasser