Opinión

Alarma por desapariciones

OJO INDISCRETO

Por  Tomás Chávez

Juan José Ríos Estavillo, Fiscal General del Estado de Sinaloa.(EL DEBATE)

Juan José Ríos Estavillo, Fiscal General del Estado de Sinaloa. | EL DEBATE

Con sus revelaciones de que en Ahome se registraron 43 personas desaparecidas durante noviembre del 2019, el fiscal general, Juan José Ríos Estavillo dejó ayer la víbora chillando, y refuerza la psicosis de alarma que se difunde durante las redes sociales, aunque autoridades municipales le reviran de inmediato que informe sobre avances en las investigaciones, para saber cuántas de ellas han aparecido ya.

El fiscal habló de declarar la alerta ámbar, de la necesaria colaboración entre las autoridades: municipales, estatales y federales, del registro obligatorio de las denominadas desapariciones forzadas y de que ya se abrieron las carpetas de investigación y que solo una de las personas había aparecido hasta el momento.

Mientras tanto, el secretario del Ayuntamiento, Juan Francisco Fierro, aclaró que él nunca ha dado información falsa a la prensa, que cuando lo entrevistaron dijo que solo se habían presentado 4 denuncias en C-4, que la fiscalía no podía dar a conocer cuantas existían, pero que eran menos de las 60 que declaraba Mirna, la dirigente de las rastreadoras.

Presume también que las desapariciones de personas se hayan suscitado antes de noviembre, pero que en este mes se empezaron a presentar las denuncias ante la vicefiscalía, y que en el transcurso de los días, a como vayan avanzando las investigaciones, se irá dando información.

La polémica por las denuncias está en el aire, se difunde y acrecienta también en las redes sociales, y es necesario lanzar una alerta a la población, con recomendaciones de cómo cuidarse, que se intensifiquen las investigaciones y se extremen las medidas preventivas para proteger a los ahomenses, en especial a los jóvenes y a las mujeres, y esta, como lo dijo el fiscal Ríos Estavillo, es función de las autoridades de todos los niveles de Gobierno, y urge.

Popurrí. Por el lado de la Universidad Pedagógica de Sinaloa esperan hoy la visita de la rectora Alma Hortensia Olmeda y el secretario general, Aarón Quintero a inaugurar la Feria Educativa “Inclusión y Valores”, en el que también participará el DIF estatal y otras dependencias de Gobierno.

Tregua. Mientras tanto en la UAIM, la rectora Guadalupe Ibarra acelera las gestiones para regularizar de nuevo el nombre de la universidad, para registrarlo ante el SAT, ante las autoridades educativas del país y las mismas universidades interculturales. Ayer hizo un llamado a la unidad, reconoce las diferencias ideológicas y los grupos políticos y de intereses que interactúan al interior, pero los exhorta a trabajar juntos para salir adelante en el ámbito educativo y de servicio a la sociedad.

Espera ser escuchada y que no se le venga encima una nueva crisis como las huelgas de hambre, tomas de oficinas y demandas que ha enfrentado durante su mandato, aunque se supone que todo eso ya quedó atrás con el aval que le dio el gobernador Quirino Ordaz cuando se cambió la ley orgánica y se decretó su permanencia hasta concluir su periodo de mando.

EMERGENCIA. Ahora más que nunca urge un programa emergente de reconstrucción de calles de la ciudad, ya que las lluvias las destrozaron.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo