Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Alarma soterrada

GUASAVE

La amenaza que se cierne sobre Guasave y en otras regiones de la entidad por un aumento de la propagación del virus de la influenza, mantiene en estado de alerta a las autoridades sanitarias del Estado y particularmente de este municipio.

Y es que más allá de las estadísticas oficiales que públicamente se reconocen, la verdad es que hay fundados temores de que la contagiosa enfermedad escale a una incidencia de mayores proporciones.

De hecho, por el momento la Secretaría de Salud de Sinaloa admitió que en Guasave ya existen casos comprobados y también algunos sospechosos, pero se ha negado a manifestar abiertamente que existen riesgos de que la infección alcance grados como convertirse en un problema de salud pública incontrolable.

Al respecto se ha dado una contención de la información sobre la incidencia de la influenza, bajo el pretexto de no crear alarmas o sicosis innecesarios en la población, pero por otro lado hay indicadores de que sobre las cifras oficiales que se han dado a conocer el virus de la influenza ha penetrado en amplios segmentos.

Pese a los esfuerzos que realiza la Secretaría de Salud por establecer bajo reserva la verdadera cantidad de pacientes de la infección, no ha podido evitar que fluyan de forma extraoficial versiones que contradicen la información oficial y que se filtran desde los mismos centros hospitalarios públicos o clínicas particulares.

Vistas así las cosas, la población expuesta a sufrir el ataque del virus se encuentra entre la desinformación de las autoridades y la serie de rumores, algunos con tintes de chisme que corren de boca en boca, lo más recomendable por lo pronto es tomar las precauciones pertinentes a fin de prevenir los contagios.

Voceros del sector salud en Guasave, que han manejado con mucha cautela las estadísticas, cuya veracidad no ha podido ser documentada, están apelando a la conciencia de la sociedad para que se atiendan las recomendaciones al respecto y de esa manera cuidar nuestra propia salud.

Bajo esas circunstancias, lo prudente es que los guasavenses, en conjunción con las autoridades de salud, atiendan las medidas preventivas a fin de evitar brotes de influenza que nadie desea.