Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Alegría de 80 minutos y en últimos 15 la tristeza total

SOBRE EL CAMINO...

Bastaron solo 15 minutos, los últimos del partido para que la selección de Holanda con la ayuda del árbitro, quien marcó un penal inexistente, para acabar con las ilusiones del con- junto azteca y de millones de mexicanos y simpatizantes de todo el mundo que en los primeros 80 minutos celebraban con alegría contagiante la cercanía de una victoria que los colocara en los cuartos de final, desde cuya ronda México veía la punta del horizonte de la copa mundial como una posibilidad de éxito.

Los holandeses y los miles de millones de aficionados del futbol que vieron el partido concentrados en la copa mundial saben que el triunfo del conjunto de los molinos de viento y la derrota de los mexicanos se la deben a un arbitraje de actitud y conducta parcial en contra del equipo azteca y las evidencias de ese favoritismo europeo hacia los adversarios de la selección tricolor quedó mar- cado desde el primer partido con Camerón, que aunque se ganó 1-0 le anularon dos goles auténticos.

Para México fue un mundial que se jugó con coraje, buen manejo del balón, con pasión deportiva, dignidad y grandes ilusiones de llegar más lejos, inclusive se tuvo la esperanza de una final con todo y la historia adversa que los mexicanos han escrito en materia de mundiales, pero las circunstancias, la suerte, el destino y los malos arbitrajes en contra han sido factores que han contribuido y limitado al equipo mexicano ha cristalizar un sueño desde que participan en esta competencia cada cuatro años.

Los políticos en todos sus niveles, desde el Presidente Enrique Pe- ña Nieto, su gabinete y su círculo de primer nivel, en el que se in- cluye al guamuchilense David López Gutiérrez; el gobernador Ma- rio López Valdez, sus principales colaboradores y amigos, como alcaldes, clase dirigente y empresarial, concentrados en distintos puntos de reunión, lamentaron con profunda tristeza y visible co- raje el final de un partido que pintaba bien para los mexicanos, pero sobre todo se jugaba sin conceder la superioridad que desde un principio se les otorgaba a los holandeses.

Allá en el sur del estado, los alcaldes de Escuinapa, Rosario, Con- cordia, San Ignacio, Elota y Cosalá, pertenecientes a ese Sinaloa sureño muy ajeno al centro y norte de la entidad tomaron como sede mazatlán, punto de reunión para ver y disfrutar el crucial partido en el que México se jugaba el todo por el todo, al que no podía faltar la figura del diputado federal Heriberto Galindo Qui- ñones, pues aparte de su natal Guamúchil, también ha sido su re- sidencia temporal y ahora es un visitante frecuente, más aun por lo que representa la zona y sus aspiraciones.

GOTITAS DE AGUA. Acá en la aldea de Guamúchil, fueron varios los puntos de concentración para ver el partido y ser testigos de la infamia arbitral en contra del seleccionado mexicano. En un punto privado estuvo la mesa que más aplaude con el ingeniero Carlos Antonio Sosa Valencia a la cabeza y la infaltable figura cargada de jocosidad de Manuel Beltrán, quien se encarga de darle am- biente a las reuniones hasta hacer reir o enojar a los comensales e incluso hasta de salir él mismo encorajinado cuando Francisco Díaz se pone de acuerdo con los demás para exhibir sus boberías y provocar las burlas y risas en conjunto...En otro punto de reunión quien escribe, mi hijo Benjamín y mi esposa Elsa, coincidimos con mi tocayo Benjamín Cázarez Inzunza y mi amigo Eliserio Cárdenas para salir del lugar público igual que todos: lamentando la derrota y criticando el arbitraje. No podemos saber cuál hubiera sido el final sin ese desafortunado penalty mal marcado...Para mañana las traiciones abiertas y las encubiertas y para pasado mañana la alineación de la sucesión gubernamental.