Selecciona tu región
Opinión

Amar es vivir

COLUMNA INVITADA

  • Columna invitada

Por Dr. Alejandro Espinoza

-

Cuando el poder del amor supere el amor al poder, el mundo conocerá la paz”
Jimi Hendrix

El amor es una virtud humana que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano. Desde el deseo pasional, hasta la expresión de emociones asociadas que pueden ser placenteras o dolorosas; en la vida cotidiana se aprecia como el instinto que mantiene a los seres humanos unidos, refleja el sentimiento de atracción y admiración recíproca.

¿Por qué son difíciles las relaciones? ¿Por qué dejan de amarse? Sencillamente los sentimientos surgen resultados de las actitudes y comportamientos amorosos, el amor no se ruega, solo se riega; antes de amar a otra persona, es de contestar la gran pregunta: ¿Nos amamos así mismo? Cuando la persona tiene baja autoestima, busca en la relación sentimental el cariño, aprecio y apoyo que no puede darse a sí mismo; si definimos el prefijo griego “autos” significa “por sí mismo” y la palabra latina “aestima” del verbo “aestimare”, que significa “evaluar, valorar”.

Los hombres son de Marte, y las mujeres de Venus, John Gray. Hay una gran diferencia biológica, física, emocional y sexual; la sabiduría es comprender estas diferencias para poder así complementarse. Pero en la realidad muchas relaciones están marcadas por la rutina, el conflicto y los traumas porque nadie fue enseñado a amar; pero nunca es tarde para aprender a amar con base en la práctica y se cometen errores. La palabra “amor” es vista como un concepto de maltrato en la sociedad, muchos dicen “el enamoramiento es la trampa de la atracción y pasión de los primeros seis meses y dos años”.

Todos, en el fondo, anhelamos amar y ser amados. Para muchos, el amor es sexo, poder y control. El amor genuino no se basa en un sentimiento, sino en una decisión. “Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros” 1 Juan 4:9. RVR60.

Síguenos en

Temas

  • Columna invitada