Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Algunas cifras de las mañaneras

Por: Joaquín López Dóriga

Andrés Manuel López Obrador. Foto Reforma

Andrés Manuel López Obrador. Foto Reforma

El reto es convertir lo deseable en posible. Florestán.

Las mañaneras se han convertido en el eje principal de la gestión de gobierno del presidente López Obrador.

Cada mañana, a las siete, llega al salón Tesorería de Palacio Nacional, y allí, ante casi un centenar de reporteros, camarógrafos, fotógrafos, marca su agenda, anuncia, niega, confirma, aprueba, acusa, perdona y declara. Presenta a funcionarios de su gabinete para que expliquen, documenten, respondan, detallen o aclaren.

Este es un ejercicio único en el mundo. En ese estrado presidencial se produce la nota que con la actual velocidad de los acontecimientos, pocas veces perdura hasta las primeras planas de la mañana siguiente porque, además, a veces él mismo mata su nota mañanera con otra posterior, sobre todo cuando sale de giras y sube al templete.

Y reproduzco estos datos de un estudio del doctor Luis Estrada sobre esas mañaneras, que cada quince días presenta en Radio Fórmula.

Al lunes pasado, 11 de febrero, cuando el nuevo gobierno cumplió 73 días, el presidente había ofrecido 52 mañaneras. De un análisis de los siete principales diarios, de 323 notas principales únicamente 42, el 13 por ciento, retomaron el mensaje inicial del día anterior.

De sus frases favoritas están, por menciones, Vamos bien, vamos muy bien, estamos avanzando, 45 veces; de connotación negativa la más utilizada es neoliberal, 79; conservador, 43; fifí,11. De los expresidentes ha invocado a Vicente Fox y Felipe Calderón, trece veces cada uno; a Carlos Salinas y a Enrique Peña, diez; a Ernesto Zedillo, nueve.

En 68 respuestas admitió no tener la información de este modo: no tengo el dato, no tengo conocimiento, no sé, no tengo todavía las cifras, yo tengo otros datos.

Mañana continuaré con este análisis donde se revisa quiénes son los secretarios que han asistido a la mañanera y no han hablado y a los que ni siquiera ha convocado.

Pero, insisto, la mañanera es la principal herramienta de gobierno del presidente López Obrador quien ajusta su agenda del día a partir de ésa, que es la prioridad.

RETALES

1. CUENTAS.- Manuel Bartlett tuvo una reunión con Carlos Urzúa para pedirle recursos extras para el plan de generación de energía eléctrica de la CFE y el secretario de Hacienda le respondió que no podía sacar partidas extras. Y se habló de los apagones. Ese es el riesgo y no sé si ya se lo hayan dicho a López Obrador;

2. PREOCUPACIÓN.- Se están alineando los indicadores para confirmar lo que Jonathan Heath había pronosticado: una caída de la actividad económica nacional. El primer trimestre puede terminar en negativos y entonces a esperar la reacción; y

3. ESTAFAS.- La jefa del SAT, Margarita Ríos-Fajat se va a meter de lleno en esa industria de las facturas falsas que dejan más ganancias que el robo de combustible: dos billones de pesos contra sesenta mil millones.

Nos vemos mañana, pero en privado.