Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Alistan proyectos de ampliación y modernización del Metro por casi 30 mil mdp en 2015

TIEMPO DE NEGOCIOS
Avatar del

Por: Darío Celis Estrada

Más allá de la piedra en el zapato en que se convirtió la Línea 12 para el gobierno de la Ciudad de México, le adelanto que la administración de Miguel Ángel Mancera se apresta a anunciar varios proyectos de sistemas masivos de transporte y movilidad.

El más relevante en cuanto a costo, y que ya dio a conocer el presidente Enrique Peña Nieto en lo que fue el mensaje de su Segundo Informe de Gobierno, es el de la ampliación de la Línea A que irá de los Reyes La Paz a Chalco, sobre la Autopista México-Puebla.

Va ser un desarrollo de unos 14 mil millones de pesos y unos 13.1 kilómetros de longitud que implicará la coordinación de los gobiernos del DF, el Estado de México que encabeza Eruviel Ávila y el gobierno federal vía la SCT, que comanda Gerardo Ruiz Esparza.

Las obras arrancarán en 2015 y contará con financiamiento de Banobras, la institución que dirige Alfredo del Mazo Maza. Las base de licitación ya se están elaborando y estarían listas este mismo año. Se espera la participación de constructoras y fabricantes de material rodante.

En esa tesitura considere la modernización de la Línea 1 que va de Observatorio a Pantitlán. Aquí se habla de un contrato integral que incluirá la sustitución de toda la flota de 45 trenes de nueve carros cada uno, renovación de señalización y rehabilitación de las 19 estaciones.

Además incluiría un cambio en el voltaje de sus subestaciones para llevarlas a 230 kilovoltiamperios. Toda la reingeniería y expansión de la Línea 1 costaría cerca de otros 10 mil millones de pesos y se analiza sacarlo mediante una Asociación Pública Privada.

Banobras podría participar comprando los trenes a los proveedores y arrendándolos al Metro, a fin de evitar conflictos como el de la Línea 12. Bombardier de Alfredo Nolasco, Alstom de Cintia Angulo, Siemens de Louis Goeser y CAF de Max Zurita ya levantaron la mano.

Otro proyecto que incluso ya está muy rezagado y que ya es un foco rojo para el Sistema de Transporte Colectivo es el mantenimiento de los trenes de la Línea 2. Se trata de la segunda más vieja, solo superada precisamente por los poco más de 18 kilómetros de la Línea 1.

Esta otra que va de la estación Cuatro Caminos a Tasqueña está conformada también por una flota de 45 trenes de nueve carros cada uno. El mantenimiento debió dársele a los 700 mil kilómetros y hoy está arriba del millón cien. Los proveedores son CAF y Bombardier.

La licitación de la Línea 2 va significar una inversión cercana a los mil 400 millones de pesos que se financiará con recursos del incremento que se hizo al precio del boleto en diciembre del año pasado. El aumento de dos pesos debe ir a un fideicomiso que el GDF aún no constituye.

En dicho fideicomiso participaría Nacional Financiera, que capitanea Jacques Rogozinski, pero la Secretaría de Finanzas del DF a cargo de Edgar Amador aún no lo ha presentado a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. Se espera que en breve se envíe a los diputados.

Otra obra que deberá arrancar en 2015 y que también adelantó Peña Nieto es la ampliación de la Línea 12 de Mixcoac a Observatorio, para permitir la conectividad con el Tren Interurbano México-Toluca. La intención es añadirle casi cuatro kilómetros y 12 trenes más.

Esta expansión va requerir de unos siete mil millones de pesos de los que mil 800 millones corresponderán al material rodante. Otro componente importante va ser para la construcción de un Centro de Transferencia Modal en la zona de Observatorio.

Finalmente destaca la ampliación de la Línea 4 donde el gobierno federal también está dispuesto a invertir en este trayecto que va de Martín Carrera a Santa Anita, para extenderse en 20 nuevas estaciones hacia la Central de Abastos.

Nadbank quiere

El consorcio ganador del acueducto Monterrey VI, léase ICA de Bernardo Quintana, Teya de Juan Armando Hinojosa y RECSA de Humberto Armenta, está cerrando el financiamiento de este megaproyecto por el que ofertaron 14 mil 162 millones de pesos en números redondos. Le adelanto que 64.35% provendrá de créditos de la banca de desarrollo y comercial. Estamos hablando de nueve mil 113.5 millones de pesos donde el Fondo Nacional de Infraestructura a cargo de Francisco González Ortiz-Mena va participar con poco más de tres mil millones. Dada la magnitud del proyecto considere la participación también de Banobras que comanda Alfredo del Mazo Maza y Nafinsa que capitanea Jacques Rogozinski. Incluso no descarte al Banco de Desarrollo de América del Norte (Nadbank) que lleva Gerónimo Gutiérrez, la Corporación Financiera Internacional que conduce Alberto Albisetti y el BID que preside Luis Alberto Moreno, con los cuales ya se estableció contacto. Asimismo apunte el interés de Santander de Marcos Martínez, Banorte de Alejandro Valenzuela, Interacciones de Carlos Hank González, Bajío de Salvador Oñate, Banregio de Jaime Alberto Rivero Santos, Afirme de Julio César Villarreal y Value de Carlos Bremer.

Telefónica pierde

Cuando todos daban por hecho que Ricardo Salinas Pliego vendería su 50% de Iusacell a Televisa y el grupo de Emilio Azcárraga se asociaría con Telefónica de España, la que comanda César Alierta, sucedió exactamente todo lo contrario. Ayer Grupo Salinas informó el cierre de las negociaciones mediante las cuales el de TV Azteca recuperó 100% de las acciones en una transacción de 717 millones de dólares, cifra que se liquidará con recursos del propio empresario. Por lo que se informó, el súbito cambio en el entorno regulatorio donde el operador dominante, es decir América Móvil de Carlos Slim, es sometido a una regulación asimétrica que por principio de cuentas lo orilla a desinvertir casi 50% de su tamaño, abrió un abanico de oportunidades para reposicionar a la empresa dirigida por Adrián Steckel, lo que llevó a Salinas Pliego a recomprar Iusacell. El hombre de negocios ya negocia con varios operadores y potenciales socios estratégicos clase mundial para vender una participación que permita fortalecer a la compañía de telefonía.

Slim con Larrea

Atención con la irrupción de German Larrea en el proceso de licitación de las dos nuevas cadenas de televisión abierta. No hay nada que impida al dueño de Grupo México participar, ni siquiera que sea consejero en Televisa, la de Emilio Azcárraga. En lo que tiene que poner atención el gobierno de Enrique Peña Nieto y particularmente el Instituto Federal de Telecomunicaciones, que encabeza Gabriel Contreras, es quién está realmente atrás de este poderoso industrial. En los círculos empresariales de altos vuelos se da por hecho que el también dueño de Cinemex es el bateador emergente de Carlos Slim, que a todo costa busca incursionar directa o indirectamente en el negocio de la televisión. Cosa de ver nada más la relación estrecha que existe entre Larrea y Marco Antonio Slim Domit en múltiples operaciones financieras en el mercado de bonos de deuda. Por lo demás, no deja de ser paradójico que el hombre que más odia la vida pública (no existen fotografías de él) quiera hacerse del control de un medio público.

China Railways

Mañana se va realizar la tercer junta de aclaraciones en la licitación del Tren Rápido México-Querétaro. Le había adelantado que un postor fuerte es China Railway Construction. Se va medir con Bombardier de Alfredo Nolasco, CAF de Max Zurita, Siemens de Louis Goeser y Alstom de Cintia Angulo. Pues bien, está en México una delegación de esa influyente firma asiática. La encabeza su vicepresidente Zhao Dianlong que justo hoy estará en Querétaro. China Railway es una empresa paraestatal del gobierno de Xi Jinping. En la última década ha construido la mitad de los trenes de alta velocidad en el mundo. Tiene su sede en Pekin y emplea a más de 220 mil personas.

dariocelisestrada@gmail.com.mx