Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Amado Yáñez: la entrega pactada

ITINERARIO POLÍTICO

"No, no, no… Ya en serio. Nadie llega caminando a la PGR a tocar la puerta y a decirle al Ministerio Público; ¡oiga..! ¡vengo a entregarme..! No, eso no es así", dice una fuente oficial.

Y agrega. "No, la entrega de Yáñez es del tipo de entrega pactada. O sea, un intermediario habla con la autoridad, se negocian los términos de la entrega, se dan garantías y se acuerdan las informaciones que quiere tener la autoridad del presunto acusado".

Y remata. "Por eso el silencio oficial durante más de un día. Lo malo para la PGR es que se le fue un cabo suelto. Un familiar de Yáñez soltó la boca y ahí empezó todo. Si no, nadie se entera de la entrega y menos que ya estaba pactada la entrega".

Otras fuentes aseguran que Amado Yáñez —el socio mayoritario de la empresa Oceanografía—, se presentó a la PGR la mañana del pasado sábado 22 de marzo, en donde ya lo esperaban. Se cree que llegó directo del Aeropuerto de la Ciudad de México.

Sin embargo, lo que no se esperaba la PGR es que horas después de que Yáñez empezara su declaración —declaración también pactada—, las redes sociales hicieran de las suyas. La tarde de ese sábado, el periodista León Krauze dio la primicia de la "detención". Y… de ahí ya nadie paró la especulación.

Y como ya eran muchos los que sabían que Yáñez estaba en la PGR; los medios se volcaron a confirmar o desmentir la primicia revelada por León Krauze. Sin embargo, a pesar de la presión mediática, la PGR aguantó hasta casi las 20:00 horas del domingo para confirmar que Amado Yáñez se había presentado voluntariamente a cumplir con una orden judicial de presentación.

Pero pasaron otras 18:00 horas para que la PGR confirmara —hasta casi las 18:00 horas del ayer lunes—, que un juez había concedido una orden de arraigo domiciliario. Es decir, que todo indica que la entrega pactada también incluyó el arraigo en la casa del empresario —durante 40 días—, mientras que el Ministerio Público federal continúa la integración de un caso; mientras que declara al arraigado e integra una averiguación. Y es que para la justicia mexicana unos son más iguales que otros; sobre todo los que tienen privilegios.

Sin embargo, lo cuestionable del asunto es que hasta las 22:00 horas de anoche ninguna autoridad federal —y menos la PGR—, había explicado las razones para ocultar la verdad en torno a la presentación voluntaria y la posterior declaración ministerial del presentado. Tampoco se sabe en calidad de qué presunto delito fue llamado y, por puro sentido común, tampoco se tiene claridad sobre el delito por el que habría sido arraigado.

Por lo pronto, el magnate petrolero habría estado en las instalaciones de la PGR por casi 76 horas. Está claro que humanamente es imposible que durante todo ese tiempo estuviera declarando o contestando preguntas del Ministerio Público sobre las actividades ilícitas de Oceanografía. Pero es casi seguro que buena parte de ese tiempo fue para responder interrogantes. ¿Cuáles interrogantes? Ese es el detalle.

¿Qué tanto le dijo Amado Yáñez a la PGR —en todo ese tiempo—, sobre el escándalo de Oceanografía? ¿Qué tipo de información entregó a la PGR sobre los presuntos fraudes en los que incurrió su empresa? ¿A cuántos funcionarios públicos y políticos del PAN, PRI y PRD habría implicado en su declaración? ¿Qué hará la PGR, en particular, y el gobierno federal en general, con toda esa información?

Está claro que la PGR no quiere toda esa información para apilar papeles en un rincón. Todo lo que reveló Amado Yáñez en esas horas es oro molido para el gobierno federal. En rigor, Yáñez le habría entregado a la PGR muchas llaves para abrir muchas puertas. Pero un puñado de preguntas quedan en el aire. ¿Qué habría pasado si las redes sociales no cumplen la delicada misión que tienen hoy en día; si no se filtra que Yáñez acudió a la PGR? ¿Lo hubiéramos sabido? Al tiempo.

EN EL CAMINO

Por cierto, de manera casual, los jefes del PAN y PRD rechazaron ayer la iniciativa presidencial de ley secundaria en telecomunicaciones. ¿La razón? Que según la señora Cecilia Romero y el señor Jesús Zambrano, el gobierno de Peña Nieto no cumple y habría alterado lo pactado. Pronto les respondieron que sí, que el gobierno de Peña si cumple. Y las pruebas están a la vista. El caso Oceanografía no se moverá en 40 días, como prometieron al PAN, y Lorenzo Córdoba será presidente del INE, como prometieron al PRD. ¿Tienen dudas de que en política todo es negociable? Incluso la integración del INE. Otra vez al tiempo.

www.ricardoaleman.com.mx twitter: @ricardoalemanmx