Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Ambicioso proyecto

MI PUNTO DE VISTA

El atletismo ha sido la disciplina que más medallas le ha otorgado a Sinaloa en las últimas olimpiadas nacionales, junto con el ciclismo y boxeo. Y si programas como el que ayer martes se anunció en Los Mochis vienen a sumarle, indudablemente que los resultados ayudarán al estado en esa incansable lucha por colocarla en el top ten del medallero.

Concretamente me refiero al Festival de la Velocidad, a celebrarse en Los Mochis con el apoyo total del Gobierno del Estado vía ISDE, los institutos municipales de deportes, las comisarías y el Patronato Impulsor del Deporte Sinaloense.

Se trata de un proyecto muy ambicioso, cuya finalidad estriba, además de promover la actividad física entre niños y jóvenes, encontrar a los atletas más veloces de Sinaloa en ambos géneros.

La idea es llegar a los lugares más recónditos de la geografía sinaloense, motivar a los deportistas y quienes no son, para sumarlos a un programa en el que recibirán la instrucción necesaria para pulirlos y graduarlos en el alto rendimiento.

Aquí la tarea no será exclusivamente de la administración estatal y las instituciones responsables de promover el deporte y la infraestructura. Los entrenadores y los padres de familia jugarán un papel muy importante, animando e impulsando a los talentos a un programa de desarrollo.

Después del punto de detección de talentos, estos serían concentrados en un Centro de Desarrollo de Alto Rendimiento, pasando a un segundo proceso con tareas más exhaustivas para alcanzar los objetivos.

Si todo esto se desarrolla de acuerdo a lo planeado, no cabe duda que veremos reflejados los resultados a corto tiempo, y por supuesto, en el medallero

Programa. Comentaba el ingeniero Vicente Urías, director del ISDE, que también tienen otro proyecto que redundaría en esta tarea anunciada aquí; la búsqueda de más talentos a través de una "denuncia ciudadana".

Sí, leyó bien.

Se trata de que usted, el amigo, o el vecino, puedan "balconear" a un deportista al que le vean aptitudes, para que los dirigentes del deporte y entrenadores lo sigan, lo convoquen y lo pulan.

Se preguntará usted, ¿y yo qué gano? Pues bien, el ISDE buscaría los mecanismos o estrategias para premiar con un estímulo, ya sea en especie o económico, a quien le "ponga el dedo" a ese deportista.

Así, hasta yo me olvidaría de ser un testigo protegido —en caso de que lo fuera, por supuesto— para irme a la "caza" de los deportistas del futuro.

Reconocimiento. Los pugilistas ganadores de medallas en la recién concluida olimpiada de boxeo en Puebla fueron objeto de un convivio.

Fue agradable ese acercamiento de directivos del deporte con quienes se esforzaron para ayudar a sumar preseas en dicho evento.

Tanto el ingeniero Vicente Urías como el también ingeniero Manuel Francisco Pérez Muñoz, en su calidad de presidente del PIDS, y su director general Carlos Rico Cárdenas, reconocieron la labor desarrollada de todos y cada uno de ellos, no sólo por la Olimpiada, sino durante todo ese proceso para llegar a la misma.

Desde luego que vino el exhorto para seguir trabajando con ahínco, y superar ese segundo lugar, nada malo, conquistado en los dos últimos años.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.