Selecciona tu región
Opinión

Las proyecciones en empleo y crecimiento para el 2022

CASH

Por Ángel Luis Zamora Zamora

-
audima

Los reportes son variados, pero uno de ellos, el del Fondo Monetario Internacional, que acaba de recortar en la semana su expectativa de crecimiento para nuestro país en 1.2 puntos del producto interno bruto y sitúa a la economía mexicana en un 2.8 % para el 2022.
Las estimaciones de crecimiento han ido disminuyendo, en noviembre estimaban un crecimiento del 4 %, pero por la pérdida en el poder adquisitivo de los consumidores en México por la inflación entre otros factores provocaron la actualización del pronóstico a la baja, el incremento de los contagios del covid-19 desde noviembre y el alza en la inflación muestra un escenario difícil.
El Inegi mostró ya su estimación y prevé, según el indicador oportuno de la actividad económica (IOAE) que la actividad económica cerraría el 2021 con resultados negativos perdiendo lo ganado.
El dato indica que en diciembre del 2021 este indicador caería un 0.2 % respecto al mes previo.
Explica el Inegi que esto debe a que el sector terciario tuvo una caída importante y avanzó poco la actividad secundaria.
Son efectos de una crisis mundial que se viene recrudeciendo a partir de la segunda mitad del año pasado,
las nuevas variantes del covid-19, la problemática en el surtido de las cadenas de suministro y sin duda, la inflación.
Es por ello que instituciones, organismos financieros y las dependencias a nivel gobierno han ajustado la proyección de crecimiento económico.
La misma Secretaría de Hacienda dijo recientemente que la economía está sujeta al comportamiento que siga la pandemia en el mundo y en México, y se ha argumentando los problemas que con anterioridad ha vivido el país como la reducida inversión, poco productividad, informalidad, pobreza y desigualdad.
Y en el empleo, a nivel nacional al mes de diciembre la tasa de desempleo cayó a un 3.5 %, son puestos de trabajo
nuevos pero informales y precarios.
A diciembre del 2021 la población económicamente activa fue de 59 millones, lo que equivale a un 59.5 % de la población de 15 años y más, este dato fue 4.3 % millones mayor a diciembre de 2020.
En el caso de Sinaloa, al mes de diciembre hay un total de 586 mil 281 puestos de trabajo registrados ante el IMSS.
Economistas han expresado que los primeros meses del 2022 serán complicados para el consumidor final, quien al final de cuentas es el que resiente los estragos para poder cubrir sus necesidades más elementales.
Y es que las cifras y escenarios que muestran diversas
instituciones y organismos sobre el comportamiento de la economía para nuestro país en el futuro inmediato, muestran contrastes, regiones y sectores que poco a poco van saliendo, pero que ahora con el rebrote con la variante ómicron en el mundo a partir de noviembre hace que la economía y el crecimiento se atasque de nuevo.
En el corto plazo el crecimiento tendrá que ver con las decisiones que tomen la autoridad competente en materia de política pública, el comportamiento de la pandemia y el escenario a nivel mundial, el cómo se comporta.
Mientras esperamos con paciencia y enfrentamos con inteligencia y sabiduría lo que viene, nos trasladamos de lo macro lo macroeconómico a la microeconomía, al diario vivir que se tienen que enfrentar las familias para sortear lo complicado en sus finanzas personales.
Ese día día que viven millones de familias en el país que están sufriendo los embates de encontrar donde emplearse con seguridad y de sortear el golpe diario del incremento de los productos de la canasta básica, si así se le puede llamar, a lo más indispensable para la alimentación de sus familias, con una inflación que se ha disparado.
Esperar y ser cauto en el gasto, definir con inteligencia el destino del ingreso porque son tiempos de mesura.

Síguenos en