Selecciona tu región
Opinión

A la hora de invertir hay que hacerlo bien

CASH

Por Ángel Luis Zamora Zamora

-

Cuando en nuestras familias decidimos invertir un capital en algún proyecto que genere ganancias lo hacemos de acuerdo a la disponibilidad del recurso, el monto, la idea del negocio, el entorno empresarial y la planeación para llevarlo a cabo.

El emprender un negocio aun en estos tiempos de dificultad económica acentuado por la pandemia es posible, y algunos lo han hecho corriendo los riesgos que implica por un mercado deprimido y estancado. Es importante invertir, pero es mucho mejor hacerlo bien, y eso es lo que los Gobiernos en sus diferentes niveles deben de hacer, priorizar y enfocar correctamente sus decisiones en sus proyectos de inversión pública para que sean los más acertados en beneficio del país.

La historia del país nos detalla numerosos proyectos de inversión pública que han sido un despropósito, en la actualidad ya es tiempo de que los diferentes planes de obra sean verdaderamente una inversión y no un gasto o en el peor de los casos un desperdicio de recursos que son de todos los mexicanos, y es aquí donde los organismos autónomos de rendición de cuentas y el poder legislativo que autorizan y vigilan la aplicación de los presupuestos de los Gobiernos no deben bajar la guardia y hacer su trabajo.

Como muchos sabemos los proyectos de inversión pueden ser públicos o privados.
En el caso de los Gobiernos cuando se trata de inversión pública se refiere a obras y proyectos de infraestructura, por ejemplo la construcción de carreteras a cargo del Estado, hospitales, puentes, aeropuertos, ferrocarril, sistemas de drenaje, de agua, pavimentación de calles, por citar algunos, esto hace crecer la productividad del país y de quienes vivimos en él, además permite y alienta la realización de otros proyectos de inversión que vienen siendo los de la iniciativa privada, aquellos que llevan a cabo los empresarios ya sean del país o extranjeros. La participación gubernamental en la inversión a través de la obra pública es indispensable para incentivar la inversión privada, se produce un efecto de complementariedad entre la inversión pública y privada.

Indudablemente en el caso de la inversión extranjera directa es uno de los motores importantes para la economía del país, favorecen la creación de nuevos empleos, la innovación tecnológica, integran al país a un comercio internacional y generan un entorno económico más competitivo, y qué decir de la inversión privada de connacionales que tiene un peso importante en el crecimiento económico, gracias a la apertura comercial y a tratados de comercio como el T-MEC con Estados Unidos y Canadá ha cobrado importancia el capital extranjero en diversos proyectos de inversión.

Referente a la inversión privada de connacionales en nuestro país es importante fomentarla para un desarrollo y crecimiento económico sostenido, recientemente el presidente de la República anunció ante miembros del Consejo Mexicano de Negocios la voluntad de promover la inversión privada, reconoció que el país no se puede desarrollar solo con inversión pública, reiteró el compromiso de llevar a cabo proyectos de infraestructura junto con la iniciativa privada, ojalá se cumplan.

En Sinaloa en los últimos años de enero del 2017 a junio del 2021 se registraron un total de 118 mil 824.33 millones de pesos en proyectos de inversión privada, son proyectos de empresarios locales y de otros estados en las áreas de turismo, construcción, comercio, minería, industria de alimentos. En inversión extranjera directa Sinaloa de 2017 a junio del 2021 se han captado 2 mil 355.8 millones de dólares en diversos sectores de la economía, como vemos las inversiones en el país posibilitan el crecimiento por lo que el cumplimiento del estado de derecho es un buen incentivo para quien de fuera del país y los mexicanos se atreven a invertir sus recursos.

Es necesario garantizar seguridad a las personas y empresas con reglas y leyes que otorguen confianza para la inversión. Rentabilidad en los proyectos de obra pública y social y generar confianza es el reto de los Gobiernos para posibilitar más inversiones en México.

Síguenos en