Opinión

Y usted ¿trabaja desde casa?

CASH

Por  Ángel Luis Zamora Zamora

Recientemente entró en vigor una ley que tiene que ver con el trabajo que se realiza desde casa, se le denomina ley del home office.

Con esta nueva ley del home office los patrones deberán de cumplir con obligaciones, como otorgar las herramientas necesarias para que el trabajador desempeñe sus funciones desde su casa y definir un contrato por escrito con el trabajador. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Además, se establece que se deberán respetar los derechos laborales de los trabajadores que se desempeñen bajo esta modalidad, como tener acceso a la seguridad social, así como el derecho a la desconexión, es decir, que no sean requeridos por sus empleadores fuera de las horas de trabajo.

La autoridad competente, en este caso la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, tendrá 18 meses, contados a partir de la entrada en vigor de dicha ley, para publicar una norma oficial mexicana que rija las obligaciones en materia de seguridad y salud en el trabajo para el llamado home office o teletrabajo. 

La ley del home office es todo un desafío para las relaciones laborales entre patrón y empleado, dado que el teletrabajo creció de forma considerable durante la pandemia.

Con toda seguridad, en el Legislativo habrá de llevarse a cabo una discusión mayor del tema en cuestión.

Y es que aspectos como la salud y seguridad tendrán que ser atendidos escrupulosamente bajo esta nueva figura del home office porque, como ejemplo, si un trabajador que labora desde su casa tiene un accidente durante la jornada laboral, ¿se podría considerar un accidente de trabajo?

O bien, la nueva NOM sobre el home office deberá considerar factores ergonómicos, la cual se encarga del diseño de los lugares de trabajo, tareas, herramientas, de tal modo que coincidan con las características fisiológicas, anatómicas, psicológicas y capacidades de los trabajadores. 

De igual forma, atender los factores psicosociales y riesgos adversos para la integridad física o la salud de las personas. 
Otra de las preguntas sería si esta nueva ley, que tiene que ver con el trabajo desde casa, será aplicable para todas las empresas del país o habrá sus excepciones.

La nueva ley home office se irá confeccionando poco a poco, con la participación de todos: empresarios, organismos patronales, sindicatos, empleadores, especialistas en la materia y trabajadores. 

Algo en lo que se tendrá que tener sumo cuidado son los factores que detonen un posible riesgo psicosocial, porque no es fácil trabajar desde casa, no debe ser un impedimento para conciliar la vida familiar y personal.

También será muy importante considerar el pago de los servicios de telecomunicaciones y energía eléctrica, y un aspecto positivo para el colaborador es la desconexión digital. 

Mientras se afina esta nueva NOM sobre el teletrabajo o home office, la realidad es que los burócratas del Gobierno federal seguirán en home office hasta el 30 de abril, hasta el momento. 

Esta la cuarta ampliación de la medida para prevenir contagios de la pandemia. Con esta medida, los burócratas federales habrán trabajado a distancia durante más de un año, ya que el 23 de marzo del 2020 la Secretaría de la Función Pública emitió el primer acuerdo para permitir dicha modalidad.

Lo cierto es que, en un país cuya economía depende en más de un 50 por ciento de negocios informales y que muchos de sus propietarios tienen que salir a la calle a ganarse la vida, será difícil la aplicación de esta nueva ley, la llamada home office o teletrabajo desde casa.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo