Selecciona tu región
Opinión

Ante la amenaza lanzada por Alito, López Obrador da espaldarazo a Quirino

EN EL BLANCO

Por Fernando Zepeda

-

A estas alturas... no conocen a Quirino. Cuando arrancó la actual administración estatal, el objetivo era claro. Quirino Ordaz Coppel se preparó desde la campaña para lo que haría como gobernador. Su estrategia desde el inicio mismo de su gobierno fue la “Anticipación”. Apenas tomó el cargo se operaron los cambios en las leyes para convertirlas en el pilar de lo que vendría. No perdió el tiempo. Un mes después de rendir protesta, puso la primera piedra del Hospital Regional de Rehabilitación en Mazatlán. A partir de ese momento ya sabía que el mejoramiento de la infraestructura de salud en Sinaloa tendría que darse. Y eso sirvió para que, al aparecer, el covid-19 en Sinaloa contara con una infraestructura hospitalaria avanzada. Se anticipo. Ni duda cabe. Llegaron las decisiones en apoyo al campo sinaloense. Gestionó, apuró y alcanzó los beneficios necesarios para los agricultores en momentos claves. Y qué decir en turismo. Comenzó a transformar a Mazatlán al grado de convertirlo en uno de los principales destinos turísticos del país, con reconocimiento internacional. La organización del Tianguis Turístico en Mazatlán no solo catapultó a la Perla del Pacífico, sino a todo Sinaloa. Ya hemos dado cuenta de que Ordaz Coppel ha laborado en Gobiernos del PRI, PAN y ahora se apresta hacerlo en Morena. Pero también en lo político, un año antes de convertirse en candidato a gobernador, se desempeñó como diputado federal del Partido Verde. Así o más claro. 

Las amenazas del PRI. El mismísimo presidente López Obrador salió al paso de la “amenaza” lanzada por el líder nacional del PRI, Alejandro Moreno, contra Quirino Ordaz Coppel. En la mañanera de ayer AMLO dijo que los dirigentes de los partidos políticos cómo pueden a amenazar a los militantes si toman una decisión para ayudar en el desarrollo del país por representar a México en el extranjero. Si fuera algo indebido, a lo mejor llegar hasta la expulsión. Pero se trata de ayudar al país, en este caso observamos que las relaciones con España mejoren y consideramos que Quirino Ordaz ayudará mucho. Y adelantó lo que ya se sabía, que se invitarán a otros gobernadores, a otros dirigentes que han hecho un buen trabajo. Destacó que la representación de México en el extranjero no tiene que ver con partidos. Representan a la nación. Más claro ni el agua.

En Mazatlán no manda Morena… Mucho menos el PAS. La respuesta del Químico ante el “vacío” que le hizo el Partido Sinaloense a la convocatoria de reunión en el restaurante Héctor, hace tres días, llegó ayer. Dijo que “invitó a algunos regidores”. Y que los irá invitando después. Negó que le hayan hecho el “vacío” al no acudir a la invitación. Y remató que aquí “no manda Morena… Mucho menos el PAS. Quien manda es el pueblo”. Negó que el encuentro fallido con los próximos regidores haya sido para presentar a Édgar González, actual diputado local, como quien será secretario de Ayuntamiento. “Lo presenté como amigo”. Hace una semana, desde este espacio, se dio a conocer que el PAS y su líder, Melesio Cuen, reclaman la “cuota” que les corresponde por haber sido aliados en la campaña pasada con el Químico. Y no solo eso, el PAS salvó al actual alcalde, Luis Guillermo Benítez, de quedar fuera de la contienda electoral, pues Morena lo había rechazado. En la lógica de las alianzas políticas, ambas partes acuerdan ceder espacios. Es una practica de siempre. Y ahora el PAS reclama su parte. ¿Se negará el Químico? 

Síguenos en
Más sobre este tema