Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Apertura

EDUCACIÓN, HOY

Por: Marcos Miranda Gil

Cambiar significa renunciar… por eso muchos cambios, por lo general los más importantes, son difíciles y laboriosos. En los últimos dieciocho años hemos vivido en México las alternancias no logradas en los anteriores cincuenta. Renunciar no es fácil. En el 2000 la ruptura fue drástica en lo formal; dieciocho años después llegó la de fondo y estamos viviendo una de las más grandes transformaciones de América Latina en paz y eso, como se dice coloquialmente, no tiene precio.

Los franceses tomaron la Bastilla en 1789 a sangre y fuego; el Palacio de la Moneda tuvo que ser bombardeado en Santiago de Chile; distintas sedes del poder han sido tomadas por la vía de la fuerza en muchos países y para fortuna nuestra y de las próximas generaciones, el domingo 2 de diciembre pasado, la puerta principal de Los Pinos, residencia oficial del presidente de México por más de sesenta años, se abrió de par en par para permitir el acceso de más de noventa mil almas deseosas de pasearse por sus instalaciones. Fue una procesión y no una violación. Algo muy fuerte estamos presenciando, pues se mantiene un clima pacífico y se respira un aire de libertad nunca antes visto.

Esto va a costar mucho dinero, pero eso es más barato que la pérdida de vidas humanas. Convertir la otrora fortaleza de poder civil absoluto en un espacio de arte, cultura y esparcimiento es el mayor acto educativo del que se tenga memoria en nuestro país. Festejémoslo y disfrutemos este momento. mirandagil55@hotmail.com