Opinión

Apertura del Millán

GUASAVE
Avatar del

Por: Francisco Castro

Ojalá que lo asegurado por el director general de Obras y Servicios Públicos, Domingo Mexía Salomón, en cuanto al cumplimiento de los estándares de calidad de la obra de entubado y pavimentación del más reciente tramo del bulevar Juan S. Millán, no sufra en lo sucesivo alteración alguna, pues más allá de los estudios de laboratorio que afirma se hicieron correctamente para descartar riesgos por humedad y calidad del pavimento, resulta un tanto preocupante el hecho de que la constructora sólo otorgue un año de garantía en los trabajos a partir de que sea entregada dicha obra.

Y es que no hace falta ser un especialista para saber que el plazo de garantía es por demás insuficiente tratándose de una obra de tal envergadura, en donde no sólo se habla de una inversión de varios millones de pesos, sino altamente vulnerable a un rápido deterioro por el simple hecho de estar construida sobre un terreno que sirvió por muchos años a una obra hidroagrícola, con un suelo bastante húmedo, que aunque fue removido ya en la primera etapa, iniciada en la adminstración de Raúl Inzunza y continuada con Domingo Ramírez, dio dolores de cabeza antes de los cinco años, con hundimientos que pusieron en riesgo a los automovilistas.

Por lo anterior es que la ciudadanía lo que menos quiere es que se les vea la cara y que realmente la obra haya cumplido a cabalidad con la supervisión y estudios de laboratorio que garanticen su calidad y su funcionalidad, pues sería muy lamentable que antes del primer año de garantía los conductores empiecen a transitar con sobresaltos por esa vía, un nuevo tramo del bulevar que si es visto con atención no se ve parejo.

Hay que recordar que se trata de una obra que con su apertura interconectará a la ciudad con el sector poniente y ayudará a reducir el tremendo caos que se forma en el cruce principal hacia los fraccionamientos.

Seguramente el tiempo y el uso serán la mejor prueba para la calidad de la obra y las afirmaciones del funcionario, ojalá que las proyecciones se cumplan, pero aún así sigue siendo muy poco el plazo de garantía.