Opinión

Apertura en gasolinerías a partir de 2015, nuevas marcas y al final Pemex retendría 3 mil

TIEMPO DE NEGOCIOS
Avatar del

Por: Darío Celis Estrada

Un sector que quedó expuesto con la promulgada Reforma Energética es el gasolinero. Los dueños de las estaciones de servicio tienen solo seis meses para encarar un radical cambio que se profundizará en enero de 2018, cuando el precio de la gasolina se libere a las fuerzas del mercado.

Y es que a partir del primer día del año próximo se abrirá la inversión extranjera en las gasolinerías. Cualquier inversionista o empresario no mexicano podrá solicitar a Pemex una franquicia y entrar a competir con los cerca de diez mil 900 puntos de venta que hay en el país.

Pero se ve muy cuesta arriba que los Shell, Exxon, Texaco, Elf, BP, Total y demás vayan a hacerlo, pues todavía habrá candados en dos aspectos claves: restricción para que operen sus marcas propias y, lo más importante, tendrán que seguir comprando la gasolina a Pemex.

Para los actuales franquiciatarios el entorno cambiará súbitamente, ya que en enero de 2015 habrá un techo en el precio de la Magna, Premium y diesel. Se eliminará el precio mínimo. La Secretaría de Hacienda implementará un "sistema de precios máximos".

Lo que aún se desconoce es cómo se fijará. La autoridad ha dicho que pudiera ser tomando como referencia el precio internacional del petróleo, o bien con base en la inflación. El aumento mensual de 9 centavos en la Magna y 11 en la Premium y diesel es probable que cambie.

Las reglas de la competencia se modificarán. Los grupos gasolineros deberán moverse del techo para abajo a fin de mantener sus participaciones de mercado o aumentarlas. Esto último ya prendió focos, pues Hacienda, Pemex y Energía deberán cuidar que no se distorsione el mercado.

El riesgo que desde ahora ve la Onexpo, que preside José Ángel García Elizondo, es la incidencia del mercado negro de combustibles. Si ahora existen estaciones de servicio que le compran al crimen organizado gasolina producto de la ordeña de ductos, con el sistema de precios máximos es una invitación a seguir delinquiendo para vender litros más baratos.

En esa tesitura las dependencias de Luis Videgaray, Emilio Lozoya Austin y Pedro Joaquín Coldwell, junto con la Profeco de Lorena Martínez y la Comisión Federal de Competencia Económica de Alejandra Palacios, tendrán que estar muy atentas con la venta al público.

Pero si este escenario empezará a darse en 2015 entre los actuales dueños de franquicias, la batalla con los extranjeros se presentará en enero de 2016, cuando finalmente desembarquen las marcas internacionales y los mexicanos decidan bajar la marca Pemex y subir las suyas.

Será entonces cuando Shell, Exxon, Texaco, Elf, BP, Total, etcétera pudieran abrir sus franquicias y también cuando los grandes como Hidrosina de William Karam, Lodemo de Emilio Loret de Mola, GESSA de Carlos Mouriño y Corpogas de Ricardo Vega, lancen su marca propia.

Estos grupos pretenden comercializar a partir de 2016 una nueva franquicia que se llamará "La Gas". Otro consorcio importante y cuyo derrotero se desconoce por la investigación que tiene abierta en la PGR es el Grupo Gasolinero Mexicano, de Oscar y Javier Rodríguez Borgio.

Las cadenas grandes concentran alrededor de mil 200 gasolinerías, que es como el 10% de las diez mil 900 estaciones de servicio que hay. Ciertamente son las mejores pertrechadas de cara a la apertura.

Hay otras dos mil 500 gasolinerías que están en manos de medianos empresarios que poseen dos franquicias, amén de cinco mil 500 estaciones que pertenecen a igual número de franquiciatarios. Estos dos grupos concentran 70% de los centros de expendio.

Para enero de 2017 viene la liberalización a la importación del combustible. Es ahí donde Pemex perderá el monopolio en la venta de gasolinas y ahora sí extranjeros y mexicanos podrán comprar el combustible a quien mejor les convenga. La paraestatal será un proveedor más.

Y finalmente enero de 2018, cuando el gobierno libere el precio de las gasolinas y el negocio esté sujeto a la libre oferta y demanda. Entonces este giro dejará de ser negocio para Pemex. Los expertos creen que la paraestatal terminará con unas tres mil gasolinerías propias.

Vienen Fibras

Viene una segunda ola de Fibras, pero ahora enfocadas a la vivienda usada y en cartera vencida del Infonavit. Hace unos días le daba cuenta que Juan Beckman y los hermanos Luis y Eduardo Berrondo están empujando Fibra RETNA para casas cuyas rentas oscilan entre ocho mil y doce mil pesos. Considere otro concepto que va a un segmento más alto y que impulsa Compass Group que comanda José Ignacio Armendáriz, de la mano de Prudential Real Estate Investors vía Francisco Andragnes y el fondo de capital de riesgo Vander Capital que encabeza Roberto Charvel. En esa tesitura coloque al propio instituto que dirige Alejandro Murat que ya trascendió prepara la colocación de su propio fideicomiso. Andará arriba de los 600 millones de dólares.

Premio a Infonavit

Y ya que hablamos del Infonavit, fíjese que este viernes en el Reino Unido será reconocido por la prestigiada revista World Finance. Por allá andará el mismo Alejandro Murat, quien irá a recibir en el London Stock Exchange el premio en la categoría de "Banco más Sustentable" por el desarrollo de productos como la "Hipoteca Verde", que implica el ahorro de más de 700 mil toneladas de dióxido de carbono mediante un mejor consumo de electricidad, agua y gas. Estamos hablando de un volumen que evitaría el derribo de unos 400 mil árboles. Firmas como Pemex, Walmart, Banamex y Telmex han recibido en el pasado reconocimientos del World Finance.

Cenace y Cenagas

Ayer el mismo director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, confirmó lo que le adelanté aquí el viernes pasado: la creación de dos nuevas subsidiarias orientadas una a Cogeneración de Electricidad y otra al Transporte y Logística, a las que habrá que agregar una tercera enfocada a Perforación. En adición a esto le anticipo que tras la promulgación de las leyes secundarias de la Reforma Energética también se alistan las designaciones en el Centro Nacional de Control de Energía y el Centro Nacional de Control de Gas Natural. Para la primera suena Francisco Barnés y para la segunda Alejandro Martínez Sibaja. Tómelo con reservas porque aún no hay nada escrito.

Va Grupo Prodi

El gobierno del Estado de México, que encabeza Eruviel Ávila, recién asignó a Grupo Prodi el desarrollo del Centro de Transferencia Modal Cuatro Caminos. Se trata del conjunto de empresas inmobiliarias de José Miguel Bejos, a la sazón, principal promotor de la portuguesa Mota-Engil, de Antonio Mota. Se estiman inversiones por unos 500 millones de pesos en este Cetram que tiene una superficie de unos 93 mil metros cuadrados y en el que confluyen alrededor de 64 empresas de transporte que atienden diariamente 40 destinos en el Valle de México, e incluso servicio foráneo a Querétaro e Hidalgo. Se va complementar con el megaproyecto de Grupo Dahnos de José Daniel.

GM aporta

Esta semana General Motors, que preside Ernesto Hernández, entregará balones de futbol que beneficiarán a asociaciones civiles del Gobierno del DF y a más de mil 200 escuelas comunitarias pertenecientes al Consejo Nacional de Fomento Educativo, que encabeza Alma Viggiano. El programa es operado por la marca Chevrolet, que en conjunto con la organización One World Futbol Project mantienen una alianza mediante la cual se donarán 1.5 millones de balones a niños y jóvenes en comunidades vulnerables alrededor del mundo antes de 2015.

dariocelisestrada@gmail.com.mx