Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Apoyos inciertos

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

De los sectores primarios de la región, aunque todos han sido golpeados por la naturaleza u otros factores, al parecer quienes más sufren estas circunstancias son los hombres del mar, quienes tienen que sortear varios contratiempos para poder salir a buscar el producto que venderán.

Así, los ribereños tienen que librar una dura batalla contra armadores cuando se terminan las vedas, ya que sacan las mejores especies y luego sufren las consecuencias; además de las tormentas y las vedas que les impiden obtener un ingreso para poder subsistir y mantener a sus familias.

El hecho de que sean varias especies las que se vedan al mismo tiempo, afecta enormemente a los pescadores ribereños porque no tienen una manera de ganarse la vida, teniendo que buscar otras fuentes de empleo o salir de sus comunidades a buscar trabajo.

Por mucho tiempo se han sentido abandonados por las autoridades, y más aún porque lo poco que pueden pescar no les alcanza para subsistir y tienen que cargar con infinidad de deudas, como el pago de luz o agua, que son necesidades básicas y muchas ocasiones no pueden cubrir.

La situación al parecer podría mejorar un poco ya que se anuncian los apoyos del Propesca para el año en curso, lo que les da un poco de esperanza mientras se levanta la veda, pero aún así, la incertidumbre de no saber cuándo llegarán estos apoyos los mantiene en suspenso y desesperados ante la situación que se avecina.

En estas circunstancias, a los pescadores sólo les resta esperar mientras buscan por su propia cuenta la manera de contar con un ingreso para ir resistiendo económicamente el periodo de la veda, ya que las especies que pueden capturar no son suficientes y los apoyos no se sabe para cuándo llegarán. Las autoridades señalan que tienen un padrón pero lo que importa ahora para los hombres del mar es contar con esta ayuda.