Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Aprovechan la recta

LOS MOCHIS

En lugar de disminuir, el rechazo a la construcción del nuevo Palacio Municipal crece pese a que el alcalde Arturo Duarte García planteó que socializará el proyecto y se solicitarán opiniones de especialistas con el fin de llegar a un consenso.

Ayer, un grupo de panistas salió a las calles para ganar más adeptos en su lucha en contra de la construcción de un nuevo Palacio Municipal en el ejido 9 de Diciembre, acordado en forma unánime por el Cabildo ahomense.

El diputado local panista Miguel Ángel Camacho encabezó esa jornada, en la que repartieron volantes y abordaron a los automovilistas en los cruceros de la ciudad para oponerse a la obra que, según ellos, endeudará a los ahomenses por los mil millones de pesos.

No hay que ir muy lejos para saber que Camacho va a utilizar el caso para posicionarse entre los ciudadanos o, lo que es lo mismo, le sacará raja política. Este sí va a jugar a la política porque el alcalde y los priistas, además los opositores domesticados, entre ellos una parte de su propio partido, le dejaron servida la mesa.

Tiene muchos elementos para entrarle al caso, lo que ya empezó a hacer en su papel de opositor, cubriendo el vacío que su presidente de partido, Carlos Ramón Lizárraga, está dejando por su sospechosa tibieza.

Y este agarrará viada porque el alcalde y sus cercanos operaron si ningún tino la aprobación de la nueva obra, creyendo que sólo con cooptar a los regidores ya la tenían hecha.

Pero ya resultó que no, ya que los líderes de los sectores productivos mostraron su rechazo a que la obra se construya en el ejido 9 de Diciembre por factores técnicos de peso, de movilidad urbana.

El presidente de Coparmex, Jorge López Valencia, reiteró ayer que los argumentos oficiales para la obra no los convencen. Ni se diga los expertos en urbanismo.

Así, y antes de que el río se desborde, Duarte García debe de rectificar para no seguir perdiendo el capital político con el que cuenta por más que diga que está pensando en las nuevas generaciones y no en las elecciones.