Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Arriba a México la australiana DTZ para competir en el rubro de corretaje inmobiliario

TIEMPO DE NEGOCIOS

A estas alturas nadie duda del enorme potencial que tienen los bienes raíces en México. La institucionalización con que en los últimos tres años se han venido manejando sus activos, vía los famosos Fibras, es una clara muestra de ello. Se ha dado paso a un inversionista sofisticado.

Son ya ocho Fideicomisos Especializados en Bienes Raíces los que cotizan en el mercado, alcanzando un valor de capitalización arriba de los 120 mil millones de pesos. Tan solo esta semana Prologis, de Luis Gutiérrez, debutó levantando unos ocho mil millones de pesos.

La próxima semana Fibra UNO, la de Moisés El-Man y que dirige Gonzalo Robina, realizaría una nueva emisión de valores por la friolera de 33 mil millones de pesos. Fibra Hotel, Fibra Inn, Fibra Macquarie, Fibra Shop y Fibra Terrafina igualmente siguen en plena expansión.

En ese contexto fíjese que está llegando al país DTZ, el bróker inmobiliario más influyente de Europa y Asia, firma que contrató como director para América Latina y México a Guillermo Sepúlveda, un experto de la industria que no requiere de grandes presentaciones.

La historia de DTZ es interesante, pero más su arribo aquí por la correlación de fuerzas que se dará en el sector inmobiliario. A fines de 2011 fue adquirida por la australiana UGL, firma de ingeniería y construcción que contaba con un brazo de administración de propiedades muy grande.

UGL terminó fusionando esa administradora con DTZ, lo que dio paso a una empresa de corretaje con la masa suficiente para competir con las dos gigantes del sector: CB Richard Ellis, famosa por sus siglas CBRE, y Jones Lang LaSalle, mejor conocida ahora como JLL.

La primera, que comanda aquí Lyman Daniels, factura globalmente cerca de siete mil millones de dólares y la segunda, que capitanea en México Pedro Azcué, otros cuatro mil millones. En tercer sitio aparece Cushman & Wakefield, que encabeza Víctor LaChica.

Los números de esta última no son públicos, pues se trata de una empresa privada, pero el objetivo inicial de DTZ es competirle al tú por tú la posición de mercado. El potencial de crecimiento de DTZ radica en que los clientes globales buscan una tercera y clara opción a CBRE y JLL en el outsourcing de servicios inmobiliarios.

DTZ es muy fuerte en Europa y Asia, pero cuenta con poca presencia en Estados Unidos y hasta hace poco tenía nula participación en Latinoamérica.Los planes de esta compañía de corretaje contemplan crecer agresivamente su estatus en estos dos últimos mercados.

A finales de 2013 UGL anunció que separaría los negocios de DTZ del resto de la empresa para crear una compañía independiente la cual saldría a la bolsa de Australia.

El interés que despertó en los mercados financieros internacionales ha sido tal, que en los últimos meses se recibieron ofertas no solicitadas de una docena de fondos de inversión, los cuales entraron en un proceso de due-dillicenge que asesora Goldman Sachs.

Ahora mismo UGL analiza si las ofertas recibidas son lo suficientemente atractivas para ahorrarse la colocación en bolsa de DTZ y vender la empresa a uno de estos fondos en alrededor de mil 300 millones de dólares. Esto se sabrá en las siguientes semanas.

En septiembre de 2011 contrató como CEO a Tod Lickerman, hasta entonces cabeza de la división de Servicios Corporativos de JLL.

Fue justo Lickerman quien fichó a Sepúlveda. Ambos se conocían desde sus años en JLL, en donde crecieron y consolidaron el área de Gerenciamiento de Proyectos, Propiedades e Instalaciones de la firma.

Sepúlveda a su vez incorporó a su equipo a Emile Sarraf, quien cuenta con una sólida carrera en el área inmobiliaria corporativa en México. Sarraf fue cliente de Sepúlveda en GE y Citibank antes de que ésta adquiriera Banamex.

Asimismo, antes de su entrada a DTZ, ambos venían participando en proyectos con la franquicia de Coldwell Banker Commercial para México.

Dentro de los planes de DTZ para Latinoamérica está por supuesto México como el principal mercado, pero también Brasil, Chile y Colombia, países en los cuales podría estar llevando a cabo adquisiciones en los próximos años.

Competival consolida

Ayer el consorcio Competival, que fue liderado por NYCE de Gerardo Hernández, se convirtió en una asociación civil quebuscará apoyar a las micro pequeñas y medianas empresas con certificaciones en normas mexicanas e internacionales, consultoría, capacitación en modelos de madurez para el sector TI, además de proveer de pruebas de laboratorio para el software. Entre las compañías que formarán esta asociación, apunte a NYCE, a la Sociedad General de Evaluación (SGE), Kernel Corporativo, Qualtop, Procesos Avanzados de Ingeniería de Software, Consultores en Procesos e Ingeniería de Software, Informática Integral Empresarial, Desarrollos de Tecnologías Avanzadas del Centro y Tecnologit. La idea es contar con las competencias para impulsar y fortalecer de manera transversal las capacidades de las empresas de software y TI, mercado valorado en unos 10 mil 500 millones de dólares, para que así colaboren de manera directa con el ritmo de crecimiento que se mantiene cercano a 9% promedio anual, y que coloca a México en este rubro entre los tres principales proveedores de esta industria, amén de tener la visiones en corto plazo de ser un proveedor integral a nivel regional.

Sí Vale ofrece

Vaya que la empresa Sí Vale, al mando deJosé A. García León,está decidida a llevarse buena parte del mercado. Basta con echar un vistazo al primer cuatrimestre tiempo en que logró firmar a más de mil clientes corporativos, situación que la coloca hoy día con un 34% del mercado de vales de despensa y gasolina, el cual tiene un valor superior a los 85 mil millones de pesos. La estrategia se ha centrado en ofertar a clientes potenciales un cero por ciento de comisión, lo que sin duda hace muy atractiva la propuesta de contratar con la firma propiedad de la francesa Groupe Chèque Déjeuner la dispersión de los vales de despensa. Esta táctica ha comenzado a causar revuelo entre las siete mil compañías que operaron este servicio a través de Sí Vale durante 2013, mismas que esperarían también ser beneficiadas con esta opción de cero comisión.

[email protected]